Turquía culpa a los kurdos de la mortal explosión en Estambul y detiene al principal sospechoso


“Hace un rato, la persona que dejó la bomba fue detenida por nuestros equipos del Departamento de Policía de Estambul”, dijo la Agencia Anadolu citando al Ministro del Interior, Suleyman Soylu.


Turquía culpa a los kurdos de la mortal explosión en Estambul y detiene al principal sospechoso

Ariel Albaez | noviembre 14, 2022


La policía ha detenido a un sospechoso que se cree que colocó la bomba que estalló en una bulliciosa avenida peatonal de Estambul, dijo el lunes el ministro del Interior de Turquía, añadiendo que las conclusiones iniciales indican que militantes kurdos fueron los responsables del mortal ataque.

Seis personas murieron y varias decenas resultaron heridas en la explosión del domingo en la avenida Istiklal, una popular vía repleta de tiendas y restaurantes que conduce a la emblemática plaza Taksim.

“Hace un rato, la persona que dejó la bomba fue detenida por nuestros equipos del Departamento de Policía de Estambul”, dijo la Agencia Anadolu citando al ministro del Interior, Suleyman Soylu. No identificó al sospechoso, pero dijo que otras 21 personas también fueron detenidas para ser interrogadas.

La explosión del domingo fue un impactante recordatorio de la ansiedad y la preocupación por la seguridad que acechaban a la población turca durante los años en que este tipo de atentados eran habituales. El país fue golpeado por una serie de atentados mortales entre 2015 y 2017, algunos por el grupo Estado Islámico, otros por militantes kurdos que buscan una mayor autonomía o independencia.

El ministro dijo que las pruebas obtenidas apuntaban al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, o PKK, y a su extensión siria, el Partido de la Unión Democrática, o PYD. Dijo que el ataque sería vengado.

“Sabemos qué mensaje quieren darnos los que han llevado a cabo esta acción. Hemos recibido este mensaje”, dijo Soylu. “No se preocupen, les devolveremos con creces a cambio”.

Soylu también culpó a Estados Unidos, diciendo que un mensaje de condolencia de la Casa Blanca era similar a que un “asesino sea el primero en aparecer en la escena del crimen”. Turquía se ha enfurecido por el apoyo de Estados Unidos a los grupos kurdos sirios.

Dijo que las fuerzas de seguridad creen que las instrucciones para el ataque vinieron de Kobani, la ciudad de mayoría kurda en el norte de Siria que limita con Turquía.

En su mensaje de condolencias, la Casa Blanca dijo que condenaba enérgicamente el “acto de violencia” en Estambul, y añadió: “Estamos hombro con hombro con nuestro aliado de la OTAN (Turquía) en la lucha contra el terrorismo”.

Soylu dijo que de las 81 personas que fueron hospitalizadas, 50 fueron dadas de alta. Cinco de los heridos estaban recibiendo atención de urgencia y dos de ellos estaban en peligro de muerte, dijo.

El PKK lleva librando una insurgencia en Turquía desde 1984. El conflicto ha matado a decenas de miles de personas desde entonces.

Ankara y Washington consideran al PKK un grupo terrorista, pero divergen en la cuestión de los grupos kurdos sirios, que han luchado contra el grupo Estado Islámico en Siria.

En los últimos años, el presidente turco Erdogan ha dirigido una amplia campaña de represión contra los militantes, así como contra los legisladores y activistas kurdos. En medio de una inflación disparada y otros problemas económicos, la campaña antiterrorista de Erdogan es un punto de apoyo clave para él antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias del próximo año.

Tras los atentados que entre 2015 y 2017 dejaron más de 500 civiles y personal de seguridad muertos, Turquía lanzó operaciones militares transfronterizas en Siria y el norte de Irak contra los militantes kurdos, al tiempo que reprimía a políticos, periodistas y activistas kurdos en su país.

“En casi seis años no habíamos vivido un incidente terrorista tan grave como el de ayer por la noche en Estambul. Estamos avergonzados ante nuestra nación en este sentido”, dijo Soylu.

El domingo, el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, declaró a la emisora progubernamental A Haber que los investigadores se centraban en una mujer que estuvo sentada en un banco junto al lugar de la explosión durante unos 40 minutos. La explosión se produjo pocos minutos después de que ella se marchara.

Información de: Israel Hayom

Créditos de foto: AP