Tres muertos por disparos de la Policía contra las protestas en Nepal


Katmandú, 20 abr (EFE).- Al menos tres personas resultaron muertas hoy y una cincuentena heridas en Nepal cuando la Policía disparó contra quienes violaban el toque de queda impuesto en el valle de Katmandú.


Tres muertos por disparos de la Policía contra las protestas en Nepal

| abril 20, 2006

Katmandú, 20 abr (EFE).- Al menos tres personas resultaron muertas hoy y una cincuentena heridas en Nepal cuando la Policía disparó contra quienes violaban el toque de queda impuesto en el valle de Katmandú.


Según fuentes de la alianza de los siete partidos de la oposición al rey nepalí Gyanendra, tres personas fallecieron por disparos de la Policía contra una marcha que salía del área de Kalanki, situado en la vía circular de 27 kilómetros que rodea la capital dentro de la cual rige el toque de queda.


El Gobierno impuso restricciones durante 18 horas, que concluirán a última hora de hoy, para impedir las movilizaciones de protesta, cuya intensidad se ha incrementado en los últimos días.


Otras dos personas podrían haber muerto en el incidente de Kalanki y una más en el área de Gwarko, situado al este de la capital, según informes opositores todavía no confirmados.


Según dijo a EFE Kashinath Adhikari, del Partido Comunista de Nepal-Unificado Marxista Leninista (CPN-UML), «el fuego comenzó sobre las 13.30 hora local (7.45 GMT) y todavía continúa».


Los heridos han sido trasladados a hospitales locales, después de haber tenido que recibir la atención medica de emergencia en farmacias cercanas por la ausencia de ambulancias debido al toque de queda.


Según la radio estatal, «la Policía salió fuera de la vía circular, donde no se extiende el toque de queda, y disparó contra los manifestantes».


Adhikari afirmó que numerosas personas se manifestaron hoy a favor de la democracia y contra el régimen autárquico del rey Gyanendra, que detenta el poder absoluto desde hace catorce meses.


Al menos catorce manifestantes han muerto en los 16 días de protestas y huelga general, al ser tiroteados o apaleados por las fuerzas de seguridad, según fuentes opositoras.


La oposición lanzó la actual ola de movilizaciones el pasado día 6 para pedir al rey Gyanendra que abandone el poder absoluto, restaure el Parlamento y convoque elecciones constituyentes para decidir el futuro de este pequeño Reino himaláyico.


En algunas partes de la ciudad, la gente subió hoy a los tejados de sus casas, desde donde gritaron eslóganes contra el monarca, tras ser convocados por mensajes de móvil, pues las comunicaciones telefónicas no han sido cortadas en esta ocasión.


A lo largo de los 27 kilómetros de la vía circular, miles de personas, gritando eslóganes como «Gyanendra, ladrón, sal del país», «Viva la democracia» o «Colgar a Gyanendra», trataron de romper los bloqueos policiales y entrar en la ciudad.


Katmandú se encuentra hoy de nuevo llena de policías y militares, desplegados en gran número, para contener las protestas que llevan ya más de dos semanas.


El toque de queda, que entró en vigor durante 18 horas a partir de las 2.00 hora local (20.15 de miércoles GMT), mantuvo vacías las calles de la capital, donde las oficinas están cerradas y ni siquiera fue posible el suministro de leche y periódicos a las casas.


Por otro lado, en el pueblo de Baglung, a unos 300 kilómetros al oeste de Katmandú, también rige el toque de queda, mientras varios líderes han resultado heridos en enfrentamientos con las autoridades cuando participaban en las protestas.


Asimismo, en distintas partes del Reino también se celebraron manifestaciones, en las que la oposición asegura que participaron unas 20.000 personas.