Stan Van Gundy renunció como DT del Heat, y será reemplazado por el veterano Pat Riley


Pat Riley vuelve como técnico del Heat de Miami, asumiendo el cargo tras la intempestiva renuncia de Stan Van Gundy por razones familiares.


Stan Van Gundy renunció como DT del Heat, y será reemplazado por el veterano Pat Riley

| diciembre 12, 2005

Pat Riley vuelve como técnico del Heat de Miami, asumiendo el cargo tras la intempestiva renuncia de Stan Van Gundy por razones familiares.


Riley, a quien Van Gundy reemplazó en el banco poco después del comienzo de la temporada 2003-04, debutará el martes, cuando Miami inicie una gira de cuatro partidos en Chicago.
«Lograré adaptarme muy rápidamente», declaró Riley, el presidente del equipo. Admitió que ni siquiera le ha pasado revista a los esquemas tácticos en dos años.


Riley dirigió al Heat entre 1995-03 después de haber ganado cuatro campeonatos de la NBA con los Lakers de los Angeles de Magic Johnson y Kareem Abdul-Jabbar en los 80, además de un ciclo como timonel de los Knicks de Nueva York (1991-95).


Van Gundy señaló que renunció en forma voluntaria.
«Tomé esta decisión considerando un solo motivo: adoro a mi familia», afirmó Van Gundy en una rueda de prensa. Explicó que, por la carga de viajes, partidos y prácticas, apenas verá a sus hijos en casa en sólo 49 días de 170 esta temporada.


Los ojos de Riley se llenaron de lágrimas cuando Van Gundy enunció los motivos de su decisión. Van Gundy añadió que Riley intentó en las últimas semanas convencerlo de que se quedara como técnico.


El futuro de Van Gundy venía siendo objeto de conjeturas desde hace varios meses, luego que Riley, su mentor, expresara su deseo de tener un papel más activo tras al final de la temporada anterior, en la que Miami fue eliminado en la final de conferencia por Detroit en siete partidos.


Ese comentario, inocente en un principio, levantó después una espiral de especulaciones de que Riley se proponía desplazar a Van Gundy, y asumir la conducción de un equipo que en Shaquille O’Neal y Dwyane Wade cuenta con dos de las principales estrellas de la NBA.


Riley y Van Gundy tuvieron una reunión en julio para abordar la situación. Van Gundy salió de la misma diciendo que se le dieron garantías de que seguiría siendo el técnico del Heat.


Pero el equipo arrancó la campaña en forma irregular, con un magro récor de 11-10, aunque con el condicionante que O’Neal se perdió 18 partidos por una dolencia en el tobillo derecho.

Aún así, no era lo esperado para un equipo armado para aspirar al campeonato.