Ronaldo reconoció que rechazó una jugosa oferta de la Liga estadounidense


Ronaldo Nazario, delantero brasileño del Real Madrid, que está concentrado con la selección de su país, reconoció que rechazó una oferta de 120 millones de dólares (unos 94 millones de euros) por diez años del club Red Bulls de Nueva York, de la Liga estadounidense.


Ronaldo reconoció que rechazó una jugosa oferta de la Liga estadounidense

| mayo 29, 2006

Ronaldo Nazario, delantero brasileño del Real Madrid, que está concentrado con la selección de su país, reconoció que rechazó una oferta de 120 millones de dólares (unos 94 millones de euros) por diez años del club Red Bulls de Nueva York, de la Liga estadounidense.


El delantero brasileño confirmó que recibió esa oferta y que la desestimó, pero afirmó: «el mercado norteamericano es uno de mis objetivos para el futuro».


Fabiano Farah, agente de Ronaldo, dijo recientemente al periódico brasileño ‘Estado de Minas’ que el futbolista del Real Madrid había dicho no a esa oferta.


Ronaldo, al ser preguntado al respecto durante la conferencia de prensa que ofreció en el ‘cuartel general’ de la selección brasileña, reconoció que era cierto, pero subrayó: «tengo contrato con el Real Madrid hasta 2008 y ahora sólo pienso en la Copa del Mundo, pero, sin lugar a dudas, el mercado norteamericano es uno de mis objetivos para el futuro».


Al jugador del Real Madrid también se le preguntó por su presunto exceso de peso, como suele ser habitual en los últimos tiempos, y aseguró que no le preocupa lo que se diga al respecto.


«La gente que dice esas cosas no está bien informada. Acabo de salir de una lesión y he estado sin jugar durante casi un mes», explicó Ronaldo.


El delantero carioca aprovechó también la conferencia de prensa para intentar aligerar el peso de la presión que recae en la actualidad sobre Ronaldinho, jugador del Barcelona, la gran estrella del fútbol mundial en la actualidad.


«Ya le he dicho que no acepte más responsabilidad de la que ya tiene. Debe entrar al terreno de juego, olvidarse de todo y dedicarse sólo a jugar», comentó.