Realizan taller sobre el manejo clínico de la sobreviviente de violencia sexual


La violencia sexual es una experiencia traumática que puede acarrear diversas consecuencias físicas, psicológicas, personales y sociales graves y negativas, a corto y a largo plazo, que deben abordarse oportunamente.


Realizan taller sobre el manejo clínico de la sobreviviente de violencia sexual

Judit Peña | octubre 12, 2022


En busca de fortalecer las capacidades de proveedores de servicio de salud, mediante una jornada de capacitación práctica y teórica, enfocada en la atención médica y psicosocial de toda persona sobreviviente de violencia de género, el Ministerio de Salud en alianza con el UNFPA y con el apoyo de ACNUR y UNICEF están celebrando el Taller de actualización de manejo clínico de la sobreviviente de violencia sexual.

De acuerdo con la jefa nacional de la dirección de salud sexual y reproductiva Giniva González Tejiera, este taller está dirigido a funcionarios del Ministerio de Salud, como médicos, enfermeras, trabajadores sociales; así como a personal médico forense, con el fin de integrar la atención de la sobreviviente de violencia sexual en las regiones de salud del país.

En este taller participan las regiones de salud de Bocas del Toro, Chiriquí, Comarcas de Guna Yala y Ngäbe Buglé, Darién, Panamá Oeste, Panamá Metro, Panamá Norte.
«La violencia sexual es una de las formas de violencia más generalizadas y constituye un grave problema de salud pública. Empeora en situaciones de conflicto, migración forzada y catástrofes naturales, y se calcula que una de cada cinco mujeres y niñas experimentan violencia sexual en contextos humanitarios complejos», destacaron.
En cuanto a la violencia sexual en contra de migrantes dijo que Panamá atiende al cien por ciento a la población migrante ya sea con vacunas, medicamentos, atención e inclusive con la alimentación, sin embargo; cuando las mujeres son victimas de violencia presentan denuncias y se les acoge todo el proceso pero continúan su travesía hacia Estados Unidos y el proceso queda inconcluso.

La violencia sexual es una experiencia traumática que puede acarrear diversas consecuencias físicas, psicológicas, personales y sociales graves y negativas, a corto y a largo plazo, que deben abordarse oportunamente.