Presidenta intensifica castigos contra sospechosos de complot


La presidente de Filipinas Gloria Macapagal Arroyo intensificó ayer lunes los castigos contra los sospechosos de complotar un golpe de estado, mientras la policía dijo que había 16 personas acusadas de rebelión, incluyendo al ex héroe de la revuelta «Poder para el Pueblo» de 1986.


Presidenta intensifica castigos contra sospechosos de complot

| febrero 28, 2006

La presidente de Filipinas Gloria Macapagal Arroyo intensificó ayer lunes los castigos contra los sospechosos de complotar un golpe de estado, mientras la policía dijo que había 16 personas acusadas de rebelión, incluyendo al ex héroe de la revuelta «Poder para el Pueblo» de 1986.


Arroyo hizo una aparición en televisión, un día después de que docenas de marines de alto rango desafiaron el estado de emergencia que ordenó el viernes, debido al complot en el que supuestamente sería asesinada.


Pero la mandataria, quien sobrevivió a un intento de impugnación el año pasado ante alegatos de corrupción y fraude electoral, no dijo cuánto durará el estado de emergencia.


En lugar de ello, revivió su viejo compromiso de mejorar el desmoralizado ejército del país.


El secretario de Defensa, Avelino Cruz, dijo que el Gobierno evaluaría ayer si se daría por finalizado el estado de emergencia, que permite arrestos sin justificación y una extensión de las detenciones sin presentar cargos.


Aun así, dijo: «No estamos bajando la guardia». Las escuelas fueron cerradas ayer por el día, pero el comercio en la ciudad operó habitualmente, con oficinas y tiendas abiertas.