Pasatiempos de la selección brasileña previo al Mundial


Partidas de videojuegos, música de samba y una salida a una discoteca son los entretenimientos que tiene la selección brasileña de fútbol en el tiempo libre que les queda después de los entrenamientos que realizan en el estadio Thermoplan de esta ciudad del centro de Suiza.


Pasatiempos de la selección brasileña previo al Mundial

| junio 2, 2006

Partidas de videojuegos, música de samba y una salida a una discoteca son los entretenimientos que tiene la selección brasileña de fútbol en el tiempo libre que les queda después de los entrenamientos que realizan en el estadio Thermoplan de esta ciudad del centro de Suiza.


Además, en la mañana del viernes, Dida, Ronaldo, Emerson, Kaká y Lucio hicieron ejercicios de musculación como parte de su preparación física.


Los jugadores de la selección «canarinha» aprovechan sus momentos de ocio en Weggis para diversas actividades, entre ellas un campeonato de fútbol por videojuego, en el que en su última partida se enfrentaron Ronaldinho y Robinho.


Los brasileños, que llegaron el 24 de mayo a esta localidad alpina al borde del lago Lucerna para preparar el Campeonato Mundial de Fútbol de Alemania, han organizado también un campeonato de ping pong, que el jueves enfrentó a Lucio y Emerson, con la victoria de este último.


Pero lo que más parece divertir a los chicos de Carlos Alberto Parreira, el entrenador nacional de Brasil, es el campeonato de fútbol por videojuego que han organizado y que el jueves enfrentó al jugador estrella del Barcelona FC, Ronaldinho, y a su compañero de selección y rival del Real Madrid Robinho.


En esa partida de videojuego Ronaldinho jugaba, como no podía ser de otra forma, por su Barcelona, mientras que el madridista Robinho lo hizo por el Arsenal, que al final ganó por 3-2.


El enfrentamiento entre los dos jugadores fue vibrante, y hasta hubo un momento de empate 2-2, que al final deshizo Robinho.


El jugador del Real Madrid animaba a Henry, a quien hizo atacar en el último minuto y el francés invadió el área del rival, dribló a uno de sus atacantes, pasó al portero y en un tiro por uno de los ángulos, logró el 3-2 que después hizo enfadar a Ronaldinho.


Para zanjar el descontento de la estrella del Barca, los dos jugadores decidieron echarse una nueva partida, pero esta vez entre sus dos equipos, Barcelona y Real Madrid, y así repetir uno de los clásicos de la Liga española.


En el videojuego, el equipo de Madrid empezó mejor y hasta un virtual Ronaldo se aprovechó de un balón perdido de su rival, para poner el marcador 1-0.


Después de toda una serie de ataques y contraataques de los dos equipos y de un Ronaldinho, asistido por Eto’o y que no dudó en animar a gritos a su «alter ego» de ordenador, llegó el empate, y con un patadón virtual de su pierna izquierda subió el marcador 2-1.


Finalmente fue Thiago Motta, quien puso fin a ese encuentro con el 3 a 1.


Además de ese entretenimiento con el ordenador, los jugadores de Parreira matan el tiempo bailando y tocando música.


Entre ellos han formado un conjunto de samba, en el que el siempre alegre Ronaldinho hace de «puxador», es decir la persona que, además de cantar, marca el ritmo musical.


Quienes escucharon música, pero en otro lugar diferente del salón de entretenimientos del hotel en que se alojan en Weggis, fueron los madridistas Roberto Carlos y Ronaldo.


En la noche del martes y tras disputar en Basilea un partido amistoso contra la selección de Lucerna, que los brasileños ganaron por una goleada de 0-8, los dos madridistas salieron un rato a una discoteca, cuando ya estaban en su único día de descanso.


Hasta ahora el pasado miércoles ha sido la única jornada de descanso que Parreira ha dado a sus hombres, y ese día lo emplearon para charlar por teléfono con sus familiares y navegar por internet a ratos.


Además, las temperaturas en Weggis, que en los últimos días están registrando una media de 4 a 5 grados centígrados, parecen no afectar a la selección brasileña, ya que todos menos tres (Rogerio, Ricardinho y Mineiro) están en clubes europeos.