Panamá, Colombia y EEUU afinan lucha contra secuestro y extorsión


Oficiales de la Policía Antisecuestro de Colombia, Estados Unidos y Panamá permanecen reunidos desde hoy y hasta el próximo viernes, para actualizar conocimientos, técnicas de lucha y fórmulas de cooperación contra el secuestro y la extorsión.


Panamá, Colombia y EEUU afinan lucha contra secuestro y extorsión

| abril 19, 2005


Oficiales de la Policía Antisecuestro de Colombia, Estados Unidos y Panamá permanecen reunidos desde hoy y hasta el próximo viernes, para actualizar conocimientos, técnicas de lucha y fórmulas de cooperación contra el secuestro y la extorsión.


Jefes policiales de Colombia y Panamá, que prefirieron la reserva de sus nombres, dijeron hoy, martes, a ACAN-EFE que durante el encuentro armonizarán normas que permitan la liberación sana y salva del secuestrado.


En Panamá se encuentran expertos de Colombia en asesoramiento de crisis familiar, con el fin de actualizar sus técnicas en este campo de la psiquiatría y permitir con ellas el menor impacto psicológico a los familiares de las víctimas.


Los oficiales de los tres países, todos ellos con experiencia en rescate de víctimas y asalto armado, manifestaron que esta semana también van a repasar materias como Evolución del Secuestro, Modus Operandi, Modalidades del Secuestro y la Extorsión, Operaciones de Rescate y Manejo de la Negociación.


Jaime Jácome, director de la Policía Técnica Judicial de Panamá (PTJ), minimizó hoy el delito de secuestro y extorsión en este país, pero instó a los organismos de seguridad a «no bajar la guardia».


En Panamá se comete un promedio anual de nueve secuestros, en su mayoría contra hombres de negocios, y el año que más hubo (21) fue en 1996, según cifras oficiales del ministerio de Gobierno y Justicia.


Después del asesinato y el homicidio, que son penados con veinte años de cárcel, como máximo, sigue el secuestro en grado de gravedad delictiva en el campo penal panameño.


Cientos de personas que no figuran en las listas oficiales han sido secuestradas por bandas que cobran según los recursos económicos de sus víctimas, quienes han preferido el silencio tras ser liberadas para evitar represalias contra sus familiares, dijeron las fuentes policiales.


Uno de los oficiales colombianos advirtió a ACAN-EFE que el secuestro, la extorsión y la industria de la cocaína y la heroína ha convertido a la guerrilla de su país en la nueva rica de América Latina, luego de haberle ganado terreno al narcotráfico.


Añadió que en ese proceso han abandonado su objetivo de destruir el ejército en combate y llevan a cabo, en forma esporádica, algunos secuestros y emboscadas ocasionales de pequeñas patrullas y ataques a comisarías de policías en poblados chicos.


La reunión de una semana fue inaugurada el lunes en un hotel de esta capital por la procuradora general de Panamá, Ana Matilde Gómez, la embajadora de Colombia, Gina Benedetti, miembros del cuerpo diplomático estadounidense, ministros de estado y jefes de los organismos de seguridad de los tres países.


El encuentro de cinco días es patrocinado por la embajada de Estados Unidos, según se informó.