Michael Schumacher ganó la pole position en el GP de Imola.


El alemán Michael Schumacher (Ferrari) partirá el domingo en el circuito de Imola (Italia) desde el primer puesto de la formación de salida del Gran Premio de San Marino de Fórmula Uno, mientras que el actual campeón del mundo, el español Fernando Alonso (Renault), lo hará desde el quinto lugar.


Michael Schumacher ganó la pole position en el GP de Imola.

| abril 22, 2006

El alemán Michael Schumacher (Ferrari) partirá el domingo en el circuito de Imola (Italia) desde el primer puesto de la formación de salida del Gran Premio de San Marino de Fórmula Uno, mientras que el actual campeón del mundo, el español Fernando Alonso (Renault), lo hará desde el quinto lugar.


Michael Schumacher, cuarto en el campeonato a 17 puntos de Alonso, que ocupa el liderato, ha logrado la ‘pole’ número 66 de su carrera deportiva, la segunda de la presente temporada -también la obtuvo en Bahrein, en donde acabó segundo tras el español- y la cuarta en este gran premio, en el que ha logrado seis de sus 84 triunfos.


El germano, siete veces campeón del mundo y que en esta gran premio dispone de una evolución de su Ferrari 248 F1, ha precedido en la tabla de tiempos a los dos hombres de Honda, el británico Jenson Button, que le acompañará en la primera fila, y el brasileño Rubens Barrichello, que el año pasado era su compañero de escudería.


El también brasileño Felipe Massa (Ferrari) cerrará la segunda fila, mientras que Fernando Alonso, líder del Mundial, estará en la tercera, justo por delante del alemán Ralf Schumacher (Toyota).


Los dos pilotos de McLaren-Mercedes, el colombiano Juan Pablo Montoya y el finlandés Kimi Raikkonen -autor de la ‘pole’ el año pasado en esta carrera-, ocuparán la cuarta fila en el gran premio número 600 de la escudería británica.


El italiano Giancarlo Fisichella, pese a contar con un monoplaza equipado con un motor nuevo y más potente que el de Fernando Alonso, partirá desde el undécimo lugar tras haber quedado eliminado en la segunda ronda clasificatoria, en la que el canadiense Jacques Villeneuve (BMW Sauber) sufrió un accidente en el que su monoplaza quedó seriamente dañado.


Fisichella, ganador este año del Gran Premio de Malasia, no ha sabido exprimir los caballos que su nuevo propulsor le otorga. El italiano no pudo acceder a la ronda decisiva, mientras que su jefe de filas, con el mismo motor que le condujo a la victoria en Australia, rodó mucho más rápido y, pese a salir quinto, marcó el mejor tiempo obtenido en el cómputo global de las tres rondas eliminatorias.


Fernando Alonso cuenta con que tanto Button como Barrichello hayan elegido una menor cantidad de combustible, y por lo tanto menos peso, lo que presumiblemente hará que su primer repostaje lo realicen antes que el español.


El asturiano, que este año ha ganado en Bahrein y Malasia y ha sido segundo en Malasia, tiene como objetivo alcanzar el podio en esta carrera. El triunfo no le obsesiona, algo que si persiguen casi con desesperación en Ferrari, sobre todo en un trazado que está a unos 90 kilómetros de su fábrica de Maranello.


Fernando Alonso también espera que en el seno de su equipo no influyan sus declaraciones del viernes, en las que aseguró que en Renault nunca le han ayudado y que este año, su último en la marca francesa, no espera mucho de sus responsables, que tienen la victoria como único objetivo.


El domingo se disputará el Gran Premio de San Marino sobre 62 vueltas (305,609 kilómetros) al circuito Enzo y Dino Ferrari de Imola. La salida será a las 14.00 horas (12.00 GMT).