Alberto Fernández designa a tres ministras tras tres renuncias en un gobierno a la deriva


Los cambios se producen después de que el presidente argentino destituyera a su ministra de Economía menos de un mes después de nombrarla el pasado julio


Alberto Fernández designa a tres ministras tras tres renuncias en un gobierno a la deriva

Ariel Albaez | octubre 12, 2022


El presidente argentino, Alberto Fernández, designó este lunes a tres mujeres para reemplazar a tres ministros renunciantes en un gobierno que no logra cohesionarse y se muestra a la deriva.

Los cambios afectan a los Ministerios de Trabajo, Desarrollo Social y Mujeres, Género y Diversidad. La nueva ministra de Trabajo será Kelly Olmos, de 70 años, la de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, de 49, y la de Mujeres, Género y Diversidad, Ayelén Mazzina, de 32, respectivamente.

Tolosa Paz es una dirigente especialmente cercana a Fernández, que está al frente de un gobierno en el que su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se muestra crítica de sus políticas, y el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, ejerce como una suerte de primer ministro en detrimento del jefe de Gabinete, Juan Manzur, que es quién debería cumplir esa función.

El cambio de ministros «es producto de las urgencias, más que una jugada meditada para fortalecer la gestión. Las presiones internas hacen que nadie esté cómodo en su silla», señaló el diario La Nación en las horas previas al anuncio.

«Todo es efímero», añadió el analista Martín Rodríguez Yebra. «El kirchnerismo se comprometió a no boicotear el plan de austeridad que propuso hace dos meses Sergio Massa para eludir un accidente macroeconómico grave. Superado el pánico inicial se le empieza a hacer insoportable el calendario de sacrificios que tiene por delante y que amenaza con provocar una sangría de votos a izquierda y derecha el año próximo».

La apuesta de Fernández por Tolosa Paz tiene sus riesgos: ingresando en el año final de su mandato, el presidente argentino está cada vez más presionado por manifestaciones y cortes callejeros de agrupaciones filo kirchneristas y de la izquierda dura. Tolosa Paz debe lidiar con esa explosiva situación social en un país con un cien por ciento de inflación anual e índices de pobreza que rondan el 40 por ciento. Si fracasa, fracasa el presidente.

La nueva ministra, además, integró en los inicios del mandato de Fernández una «Mesa del Hambre» que apuntaba a solucionar ese problema en el país y se hundió en el olvido sin que se conociera conclusión ni medida alguna. Luego lideró la lista de candidatos a disputados nacionales en las elecciones de medio término en 2021 y fue derrotada por la oposición.

«Tolosa Paz fue parte de la mesa contra el hambre, que fue un fracaso estrepitoso», dijo a Clarín Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero, una de las organizaciones más radicalizadas, promotora de piquetes y de cortes y acampes en el centro de Buenos Aires.

Esa situación es también un desafío para Olmos, histórica dirigente del Partido Justicialista (peronismo) de la ciudad de Buenos Aires y a la que en el final de su trayectoria política le llega el premio de un Ministerio.

Mazzina sustituirá a Elizabeth Gómez Alcorta, que renunció en protesta por la actuación policial ante la violencia de grupos mapuches en la Patagonia.

Con estos cambios, Fernández modera levemente la paradoja de presentarse como un presidente promotor de la igualdad y feminista: de 19 ministros, hasta ahora 17 eran hombres. Desde este martes, cuando asuman las tres nuevas designadas, habría 15 hombres y cuatro mujeres, incluyendo a la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Información de: elmundo.es

Créditos de foto: AP