Uribe arrasó en Colombia y será presidente otros cuatro años


Logró el 62% de los votos, 40 puntos más que su rival de izquierda. Es el primero que logra la reelección en el último siglo. Y el que recibió más votos en la historia. Dijo anhelar «una patria segura y con libertades».


Uribe arrasó en Colombia y será presidente otros cuatro años

| mayo 29, 2006

Información: Agencias Internacionales
Un triunfo aplastante logró ayer el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, al ser reelecto para su segundo mandato, hasta el año 2010, con el 62% de los votos, contra el 22% del izquierdista Carlos Gaviria. Todas las encuestas daban ganador al líder derechista, pero ninguna por tanta luz. La cantidad de votos lograda por el primer mandatario —7,2 millones— es la mayor en toda la historia.


Uribe, que hizo de la «seguridad democrática» un eje de su gestión, convenció a la mayoría del pueblo colombiano —que hace décadas sufre la mayor violencia de Sudamérica— de que con mano dura del Estado se construye un país mejor. Claro que no todos piensan eso y le critican una falta de política social, la alta concentración económica, episodios de violación de derechos humanos y una posición condescendiente con los paramilitares, que son una de las partes esenciales de la violencia. Pero Uribe recibió un amplísimo respaldo para seguir en su tarea.


También, como se preveía, la izquierda hizo su mejor elección histórica, pero no le alcanzó para el ballottage. El Polo Democrático Alternativo, con la candidatura del ex juez Carlos Gaviria, obtuvo el 22% de las preferencias, según el 99% de los votos escrutados. Y el Partido Liberal, en su peor actuación en décadas, quedó muy atrás: menos de 12%. Otros 3 candidatos apenas si sumaron. Uribe ganó en todo el país, excepto dos departamentos en los extremos geográficos del país.


Anoche, en el Hotel Tequendama, con júbilo de su gente y tras cantar el himno, Uribe largó un extenso «gracias» dirigido a Dios y a la Virgen y hasta a sus rivales, pasando por soldados y policías (muy aplaudidos). El presidente aseguró buscar un país «sin odios de clase», «cristiano en práctica» y pluralista, «una patria segura y con libertades», y con más énfasis en lo social.


«La seguridad democrática ha empezado a recuperar las liberta des que nos había arrebatado el terrorismo», dijo el mandatario al agradecer a los soldados y policías su labor, durante un primer mensaje tras conocerse su triunfo. Pero uno de los momentos más emotivos de la noche ocurrió cuando Uribe adelantó que hoy por la mañana irá a la iglesia a orar por su padre, asesinado por la guerrilla en 1983. En ese momento su voz se quebró y el presidente lloró.


Carlos Gaviria, por su parte, se mostró eufórico y en un colmado y festivo Centro de Convenciones llamó al Polo de centroizquierda a «cuadruplicarse en 4 años como fuimos capaces de hacerlo desde 2002 a hoy» y a no dejarse «dividir ni ser cooptados». Para Clarín, enfatizó que «la apuesta del Polo es a largo plazo: construir la izquierda democrática, alternativa, convocar a un frente aun más grande, con otra agenda social y otras ideas para hallar una salida negociada a la actual violencia».


El liberalismo, que por tercera vez candidateó a Horacio Serpa y fue el mayor partido colombiano del siglo XX, tuvo una de las peores jornadas de su historia. Clarín habló con el líder del partido, el ex presidente César Gaviria. «Tenemos diferencias, pero no estamos ni partidos ni sin rumbo», dijo, y agregó que convocaría a un Congreso partidario para evaluar futuros pasos. Está claro que habrá un cambio generacional en el liberalismo. Pero Gaviria dijo que era «temprano para hipótesis» y no quiso anticipar si será candidato en 2010.


Uribe es el primer presidente en lograr la reelección en el último siglo de historia colombiana. En 1942 hubo un intento fallido de López Pumarejo y desde entonces el tema fue tabú en Colombia, hasta ayer. El grado de abstención fue alto, como siempre en Colombia: un 55%.


El segundo mandato del presidente fue posible luego de que el Parlamento, a instancias de Uribe, aprobara una enmienda constitucional que avaló la reelección de un jefe de Estado en ejercicio tras 120 años de prohibición.


En todo el país hubo un enorme plan de seguridad. Pero se registraron incidentes y tres enfrentamientos armados en distintos puntos del país, en los que murieron 9 guerrilleros y 3 militares. La Fuerza Naval del Pacífico incautó 2 toneladas de cocaína en puertos de su zona, y en Boyacá incendiaron un micro y lo atravesaron en la ruta.


En el Polo y el liberalismo denunciaron irregularidades. «En la costa del Pacífico o en zonas alejadas de la frontera con Venezuela, el Polo no pudo disponer de fiscales», dijeron. Los 35 observadores internacionales y la misión de la OEA que dirigió Santiago Muray admitieron «limitaciones» a la total transparencia del sufragio, sobre todo en el norteño departamento de Magdalena.