Restos de Milosevic llegan a Belgrado


El avión con los restos mortales del ex presidente serbio y yugoslavo Slobodan Milosevic aterrizó hoy en el aeropuerto de Belgrado, procedente de Amsterdam.


Restos de Milosevic llegan a Belgrado

| marzo 15, 2006

El avión con los restos mortales del ex presidente serbio y yugoslavo Slobodan Milosevic aterrizó hoy en el aeropuerto de Belgrado, procedente de Amsterdam.


El féretro con el cuerpo del ex presidente ha sido transportado en un vuelo regular de la compañía aérea serbia JAT y llegó a las 15:45 (14:45 GMT), con un cuarto de hora de retraso.


La cúpula del Partido Socialista de Serbia (SPS), de Milosevic, acudió al aeropuerto capitalino a recibir los restos mortales de quien fue su fundador y líder.


Los dirigentes del SPS se acercaron en silencio absoluto al ataúd, lo cubrieron con la bandera serbia y lo besaron antes de poner una corona de rosas rojas, símbolo del partido.


Luego lo introdujeron en el coche fúnebre y lo acompañaron a paso lento hasta la salida del aeropuerto, desde donde se dirigirá hacia la ciudad a la morgue de un hospital céntrico.


Los abogados de la familia Milosevic, Zdenko Tomanovic y Branko Rakic, fueron encargados de trasladar los restos mortales de Milosevic a Belgrado.


Varios centenares de seguidores de Milosevic, se congregaron frente al edificio del aeropuerto, algunos con grandes fotos del ex presidente, en camisetas con su imagen, pancartas con inscripciones como “Los héroes no mueren, pasan a la historia” y con rosas rojas que tiran al paso del coche fúnebre.


Milosevic será sepultado en la tarde del próximo sábado en su ciudad natal de Pozarevac, a unos 70 kilómetros al sureste de Belgrado, según anunció hoy el Partido Socialista de Serbia (SPS).


El jueves y viernes, el féretro con el cuerpo del ex presidente estará expuesto en la capital, en un lugar aún por determinar, para que los ciudadanos puedan rendir homenaje, informó el vicepresidente del SPS, Milorad Vucelic.


La ceremonia de la última despedida tendrá lugar el sábado al mediodía frente a la sede del Parlamento de Serbia y Montenegro, en el centro de Belgrado.


Vucelic, que ha sido encargado por la familia de Milosevic de organizar el sepelio, dijo que la decisión de que el ex presidente sea enterrado en Pozarevac fue tomada debido a que las autoridades de Belgrado y la república no concedieron los permisos necesarios para su sepelio en la capital.


Milosevic fue encontrado muerto el sábado pasado en su celda de la prisión del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), en La Haya, que le había juzgado desde febrero del 2002 por su responsabilidad en los crímenes de guerra cometidos en Bosnia, Croacia y Kosovo.


La familia de Milosevic exigió inicialmente que sus funerales en Serbia se celebren con todos los honores de Estado, pero el Gobierno descartó tal posibilidad y anunció que el sepelio será privado.


El presidente de Serbia, Boris Tadic, se manifestó también en contra de la posibilidad de que Milosevic tenga un entierro con honores de Estado e impulsó la decisión del Consejo Supremo de Defensa de prohibir el uso de unidades del Ejército en el sepelio del ex presidente en el país.


A su vez, el alcalde de Belgrado, Nenad Bogdanovic, rechazó la posibilidad de autorizar que Milosevic sea sepultado en la Alameda de los Grandes en el principal cementerio capitalino.