Reclaman más atención tras una nueva muerte por medicinas contaminadas en Panamá


El paciente falleció el lunes en el Hospital «Arnulfo Arias» de la Caja de Seguro Social (CSS), en la capital, de un paro cardíaco, dijo a los periodistas Gabriel Pascual, del Comité de Familiares de Pacientes por el Derecho a la Salud y la Vida, que representa a las familias de las víctimas y a los sobrevivientes al envenenamiento.


Noticia Radio Panamá | Reclaman más atención tras una nueva muerte por medicinas contaminadas en Panamá

| julio 29, 2009


Ariel Alberto Poveda, de 52 años, murió en Panamá por problemas neurológicos relacionados con el consumo de medicinas del Seguro Social contaminadas con el tóxico dietileneglicol, informó un comité de apoyo a los afectados de este escándalo, que exigió un mejor trato para las víctimas.

El paciente falleció el lunes en el Hospital "Arnulfo Arias" de la Caja de Seguro Social (CSS), en la capital, de un paro cardíaco, dijo a los periodistas Gabriel Pascual, del Comité de Familiares de Pacientes por el Derecho a la Salud y la Vida, que representa a las familias de las víctimas y a los sobrevivientes al envenenamiento.

A Poveda, la quinta víctima que se produce en lo que va del año por las medicinas contaminadas con dietileneglicol, "no se le brindaron las atenciones adecuadas", afirmó Pascual.

"Es lo que hemos venido reclamando: mejores atenciones, trato más justo, adecuada supervisión y seguimiento a los sobrevivientes (con secuelas del envenenamiento masivo), cosa que no se ha hecho y mucho menos con Poveda", recalcó el vocero del Comité.

La fiscalía especial del MP, que lleva el caso y ha recibido más de 800 denuncias por los envenenamientos, reconoce en la actualidad que este caso ha ocasionado unas 130 muertes.

Poveda era reconocido por el Gobierno y el Ministerio Público como uno de los sobrevivientes de este envenenamiento masivo.

El escándalo estalló en 2006, cuando se descubrieron numerosas muertes entre pacientes de la CSS de Panamá que habían tomado medicinas que contenían dietileneglicol, no apto para el consumo humano, en lugar de glicerina pura.

Ese producto se empleó en la fabricación de ciertas medicinas (expectorante sin azúcar, difenhidramina, pasta al agua y loción de calamina) para ancianos hipertensos, diabéticos y niños con afecciones respiratorias.

Según las investigaciones, el dietileneglicol fue importado desde China por la empresa española Rasfer Internacional, que a su vez lo exportó a la panameña Medicom, proveedora de la CSS.

Pascual expresó que han pasado más de 33 meses desde que se produjo esta tragedia sin que todavía el clamor de los afectados y sus familiares reciba la atención del Gobierno, ni del actual de Ricardo Martinelli, ni del anterior de Martin Torrijos, que finalizó su mandato el 1 de julio pasado.

En Panamá solo permanece detenido Ángel de la Cruz, directivo de Medicom, mientras que los imputados, acusados de delito contra la seguridad colectiva, suman 17, entre funcionarios y empresarios.

En España están bajo proceso judicial la empresa Rasfer Internacional y su gerente, Asunción Criado, a raíz de una querella presentada por las víctimas panameñas.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00