Rafael Benítez renovó con el Liverpool hasta el 2010


El entrenador español del Liverpool, Rafael Benítez, renovó por cuatro años con el club inglés, por lo que seguirá vinculado a la entidad hasta el año 2010, según informó el viernes el equipo en su página web.


Rafael Benítez renovó con el Liverpool hasta el 2010

| junio 3, 2006

El entrenador español del Liverpool, Rafael Benítez, renovó por cuatro años con el club inglés, por lo que seguirá vinculado a la entidad hasta el año 2010, según informó el viernes el equipo en su página web.


Rafa Benítez, que ya había anunciado al final de esta temporada su intención de continuar en el Liverpool al que se incorporó al comienzo de la 2004-2005, finalmente permanecerá en Inglaterra cuatro años más pese al supuesto interés de varios clubes españoles.


«Estoy muy contento en Liverpool y espero poder conseguir más éxitos en las próxima campaña. Estoy encantado de haber firmado este nuevo contrato. Nunca pensé que fuese a haber problemas una vez que alcanzamos el acuerdo la temporada pasada, y ya se han firmado todos los documentos y se han enviado el club», afirmó.


Benítez viajó a Liverpool después de ganar dos ligas y una Copa de la UEFA con el Valencia, y en su primer año en el club inglés consiguió alzarse con la UEFA Champions League tras vencer en la final al Milán, después de una agónica tanda de penaltis.


En su segundo año en el club de la ciudad de los Beatles, el entrenador español consiguió ganar la Copa Inglesa, y, pese a no alcanzar buenos resultados en la liga, consiguió clasificar al equipo para la próxima edición de la Champions League.


Aparte del Valencia y el Liverpool, la carrera de Rafael Benítez se ha visto marcada por varios éxitos. Entrenó al Osasuna y al Extremadura, equipo con el que logró el ascenso a Primera en la campaña 97-98, aunque un año después no pudo evitar que descendiera de nuevo de categoría.


Su paso por el Tenerife, club con el que logró de nuevo el ascenso a la máxima categoría, fue la antesala de su fichaje por el Valencia, donde cogió el testigo de Héctor Cúper, que había llevado al club valenciano a dos finales consecutivas de la Champions League.