¿Puede la carga rápida dañar la batería de tu teléfono?

Con la próxima llegada del HUAWEI nova 10 Pro se estrenará la nueva tecnología de carga rápida HUAWEI SuperCharge Turbo, que aprovecha los 100W de potencia para cargar el teléfono en cuestión de minutos. Con esto, el HUAWEI nova 10 Pro se convierte en uno de los teléfonos con la carga más rápida en el mundo, y el primero de Huawei que soporta una carga de 100W. 

Sin embargo, a pesar de las ventajas que tiene la tecnología de carga rápida en el día a día, todavía hay muchos mitos que rodean esta tecnología, por lo que es común que se piense que entre más rápida es la carga, mayor daño se genera a la batería del dispositivo, aunque esto no es necesariamente así. 

No es mentira que las baterías de los teléfonos son uno de los componentes que mayor desgaste pueden tener con el uso, esto debido a que con el tiempo van perdiendo su capacidad de carga, motivo por el cual la autonomía no es igual con el paso del tiempo. Asimismo, uno de los grandes enemigos de la vida útil de la batería es el calor, y como una carga rápida más potente genera más calor, es común pensar que a mayor potencia de carga mayor daño se aplica a la batería. 

No se trata solo de incluir más potencia, sino de hacerlo de manera segura

El mito sobre que la carga rápida daña las baterías está fundamentado en un escenario real, sin embargo, desde que Huawei lanzó su tecnología de carga rápida en 2017 con el HUAWEI P10, la compañía también ha implementado procesos que garanticen que la carga rápida ofrece más beneficios a la experiencia de usuario que daños a la batería que generen problemas a corto plazo con las baterías de los equipos. 

Con el HUAWEI P10 la carga rápida era de sólo 22.5W, por lo que comparado con los 100W que alcanza el HUAWEI nova 10 Pro es una diferencia importante, sin embargo, a lo largo de los últimos 5 años se han invertido importantes recursos en investigación y desarrollo para mejorar la disipación de calor generada de manera natural cuando se carga el dispositivo. 

En el caso particular del HUAWEI nova 10 Pro, el equipo integra un sistema de refrigeración líquida VC de Ultra Generación capaz de mejorar la disipación de calor en el dispositivo durante la carga y el uso, haciendo que esta sea más uniforme y rápida. También utiliza una tecnología impulsada por algoritmos de IA (Inteligencia Artificial) que permiten detectar de manera dinámica los puntos más calientes en el equipo y así enfriar las partes que más lo necesitan en tiempo real. De hecho, ambas tecnologías también entran en funcionamiento cuando el equipo está en uso, y no solo cuando se está cargando con HUAWEI SuperCharge. 

De igual manera, es muy importante que durante el proceso de carga siempre utilices el cargador y cable originales, porque para que el proceso de carga sea seguro no solo están involucradas las tecnologías de refrigeración dentro del dispositivo, sino que se requiere de una comunicación entre el teléfono y el cargador para regular el voltaje.