Portugal avanzó a octavos a costillas de Irán


La selección lusa se clasifica para octavos de final con un juego poco vistoso pero eficaz, basado en las bandas y el acierto de sus estrellas.


Noticia Radio Panamá | Portugal avanzó a octavos a costillas de Irán

| junio 17, 2006


La selección lusa se clasifica para octavos de final con un juego poco vistoso pero eficaz, basado en las bandas y el acierto de sus estrellas.


Portugal afrontaba un partido decisivo, en el que el empate o la derrota le dejaría en una situación complicada ya que el último partido lo juegan contra México, que aún no tiene asegurada su clasificación tras su empate de ayer.


Sin embargo, a pesar de saber de la superioridad técnica de sus jugadores y de necesitar la victoria, el técnico luso Scolari sólo alineó a un delantero, Pauleta, y a dos centrocampistas defensivos, Maniche y Costinha.


El nuevo jugador del Atlético hizo un buen partido, cortando el juego iraní, al igual que Figo, Deco, Cristiano Ronaldo y Miguel, los más destacados del partido.


Primera parte muy dominada por los portugueses, que tuvieron en todo el momento el balón y el partido en sus manos, tanto es así ,que la selección iraní no dio más de diez pases seguidos hasta el minuto 20 de partido.


Los subcampeones de la Eurocopa basaron su juego en las bandas, en donde Figo y Cristiano Ronaldo, muy espectacular pero no demasiado efectivo, se alternaban para meter centros, pero sin encontrar a Pauleta, máximo goleador de la historia de Portugal.


Las mejores ocasiones de este primer tiempo fueron de Deco, con un buen tiro muy cercano desde la izquierda que el portero iraní sacó con una mano casi sin darse cuenta, una volea de Maniche desde el borde del area a saque de corner de Figo, y dos remates de cabeza, uno de Cristiano Ronaldo que saca en la linea de gol la defensa de Irán y otro cruzado de Carvalho que roza el palo, ambos de saques de esquina del omnipresente Figo.


Por su parte, la selección asiática, que dirige Ivankovik, apenas dispuso de ocasiones que levantasen de sus asientos a los aficcionados y se limitó a cortar el juego luso a base de dureza. Su única baza ofensiva consisitía en balones en profundidad aprovechandose de la lentitud de la defensa portuguesa, pero su falta de técnica individual les provocaba incomprensibles y desafortunadas perdidas de balón sin sentido, por lo que ellos mismos neutralizaban sus propios ataques.


Tanto se emplearon los defensas iraníes que Figo y Miguel, lateral derecho del Valencia, tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos por duras entradas. El caso del ex de Madrid y Barça, que recibió una duro plantillazo en la cara, sucedió justo mantes de que el citado lateral fuese protagonista de la siguiente jugada con una internada por la banda derecha que casi acaba en gol.


La segunda parte, comenzo más o menos igual que la primera, con los jugadores portugueses animados, buscando las bandas, pero Pauleta, algo sólo y perdido en el area, no inquietaba demasiado a Mirzapour, portero iraní.


Hasta que apareció Deco


Así que a falta de acierto del delantero, apareció Deco. En el minuto 62, el barcelonista enganchó un gran disparo desde fuera del área que entró por la escuadra izquierda de la portería iraní, dejando al portero iraní con las ganas saber que había pasado.


Este hizo despertar un poco a Irán, que se lanzó un poco más al ataque tratando de buscar el empate, objetivo que buscaba desde el principio del partido, para jugarse la clasificación en la última jornada ante Angola. Y a punto estuvo de conseguirlo con un remate de cabeza de Khatibi, muy activo desde su salida en la segunda parte.


Pero la inocencia del ataque iraní le pasó factura, y en uno de esos balones que pierden en el medio del campo, el renacido Figo hizó un gran recorte a Golmohammadi, que el arbitro sanciona con penalty. Cristiano Ronaldo, muy necesitado de goles y de confianza, lo lanza perfecto, imposible para el portero.


De este modo, la selección que dirige Scolari se clasifica para octavos de final a falta de un partido, gracias a Deco, que debutaba en un Mundial y a Figo, muy participativo y acertado. El capitán portugues recuerda a aquel que hizo vibrar a los aficcionados españoles cuando jugaba en la Liga, con desbordes, fuerza y garra, y unos centros medidos que se hubiesen convertido en más de un gol si el entrenador luso se atreviese a jugar con un delantero más ayudando a Pauleta.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00