Por telefóno: Zelaya pide apoyo a la ONU contra el Golpe que lo derrocó


Zelaya lleva más de una semana atrincherado en la Embajada brasileña de Tegucigalpa, donde regresó tras un golpe militar que le expulsó del poder y del país el pasado 28 de junio.


Noticia Radio Panamá | Por telefóno: Zelaya pide apoyo a la ONU contra el Golpe que lo derrocó

| septiembre 29, 2009


El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, se resarció de no haber intervenido ante la Asamblea General de Naciones Unidas la semana pasada y tomó la palabra en ese foro, aunque vía telefónica, para pedir a la comunidad internacional el respaldo para su causa.

Zelaya lleva más de una semana atrincherado en la Embajada brasileña de Tegucigalpa, donde regresó tras un golpe militar que le expulsó del poder y del país el pasado 28 de junio. Sin embargo, se las arregló para hablar en Nueva York gracias a su ministra de Asuntos Exteriores, Patricia Rodas, quien arrimó su teléfono móvil al micrófono del estrado de la ONU.

Entre aplausos

Durante su comparecencia virtual, iniciada y cerrada por los aplausos de los asistentes, Zelaya lamentó que Honduras vive sujeta a un régimen "fascista" que reprime los derechos de su pueblo. En este sentido, pidió a Naciones Unidas que trabaje para revertir el golpe de Estado.

Además, el mandatario depuesto denunció el cierre de dos medios de comunicación afines, Radio Globo y Canal 36, cuya emisión ha quedado cancelada por un decreto del Ejecutivo que encabeza Roberto Micheletti. Este tipo de decisiones evidencia la "dictadura" en que se ha convertido el país centroamericano, a juicio de Zelaya, quien calificó de "grave crimen" tratar de "callar la voz del pueblo".

Por su parte, Rodas tomó la palabra para advertir de que la vida de Zelaya corre peligro, algo que también señaló el propio dirigente, que teme tanto por su integridad por la de las personas que se encuentran refugiadas junto a él.

Micheletti anuncia posible restitución de garantías constitucionales para esta semana

El presidente golpista de Honduras, Roberto Micheletti, cedió este lunes 28 de septiembre a la petición del Congreso Nacional y abrió la puerta a la derogación para esta misma semana del decreto que suspende las garantías constitucionales durante un plazo de al menos 45 días, según anunció el propio mandatario »de facto» en una rueda de prensa.

Micheletti, tras reunirse con una comisión parlamentaria, explicó que ha tomado esta decisión para que haya "paz y tranquilidad", y para que los candidatos y los ciudadanos puedan participar en las elecciones fijadas el próximo 29 de noviembre. No obstante, aclaró que antes de tomar cualquier decisión definitiva consultará a la Corte Suprema de Justicia.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00