Pelosi anuncia su renuncia como líder de la Cámara de Representantes


El control republicano de la Cámara, proyectado el miércoles, da a ese partido no solo la capacidad de frenar la agenda de Biden, sino de lanzar sondeos potencialmente dañinos para la política de su administración y su familia.


Pelosi anuncia su renuncia como líder de la Cámara de Representantes

Ariel Albaez | noviembre 18, 2022


La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, la primera mujer en ocupar ese influyente cargo, dijo el jueves que dejará de ser la líder demócrata en la cámara, un día después de que los republicanos se aseguraran una estrecha mayoría tras las elecciones de mitad de mandato.

Pelosi, una liberal californiana de 82 años que ha ocupado dos veces el cargo de presidenta de la Cámara, dijo que seguirá en el Congreso, representando a San Francisco en la Cámara, como ha hecho durante 35 años. El representante Hakeem Jeffries, de Nueva York, podría aspirar a ocupar su lugar como principal demócrata en la Cámara. Jeffries sería el primer legislador negro en liderar una de las bancadas de los principales partidos en el Congreso.

Pelosi recibió vítores de sus compañeros demócratas cuando ocupó su lugar en la Cámara de Representantes para hacer el anuncio y a lo largo de sus declaraciones.

Calificó el hemiciclo de “terreno sagrado” y “corazón de la democracia estadounidense”. Recordó que visitó el Capitolio por primera vez cuando era niña, cuando su padre juró su cargo como miembro de la Cámara. Dijo que la cámara representaba “la casa del pueblo” y que había hecho “el trabajo del pueblo”.

“La democracia estadounidense es majestuosa, pero es frágil. Muchos de los presentes hemos sido testigos de nuestra fragilidad de primera mano, trágicamente en esta cámara. Y por ello, la democracia debe ser defendida por siempre de las fuerzas que desean dañarla”, dijo Pelosi, en alusión al ataque que sufrió el Capitolio el año pasado por parte de los partidarios del expresidente Donald Trump.

“Nosotros, el pueblo: un país, un destino”, añadió Pelosi.

Pelosi también destacó el aumento del número de mujeres que prestan servicio en la Cámara desde que ella entró en ella. Agradeció a su familia y a su personal.

“Un nuevo día amanece en el horizonte”, añadió Pelosi.

Según las proyecciones, los republicanos ganaron el miércoles el control de la Cámara de Representantes tras las elecciones legislativas de la semana pasada, lo que les daría una estrecha mayoría en la cámara que les permitiría impedir la agenda legislativa del presidente demócrata Joe Biden. Los demócratas mantuvieron el control del Senado.

Pelosi ha desempeñado un papel fundamental en la aprobación de la agenda legislativa del presidente demócrata Joe Biden en el Congreso, al igual que hizo anteriormente con el presidente demócrata Barack Obama. Contribuyó a la aprobación de la emblemática ley de salud de Obama de 2010, así como a la ampliación del gasto en infraestructuras y clima bajo el mandato de Biden. También presidió la Cámara de Representantes cuando impugnó a Trump en dos ocasiones y ha sido un objetivo habitual de las críticas de los conservadores estadounidenses.

Pelosi, que ocupa su escaño desde que ganó unas elecciones especiales en 1987, se ha visto presionada durante los últimos años por los demócratas más jóvenes de la Cámara para que ceda poder. Era la mujer electa de mayor rango y poder en la historia de Estados Unidos hasta que Kamala Harris se convirtió en vicepresidenta en enero de 2021. La presidenta de la Cámara es la segunda en la línea de sucesión a la presidencia.

En los últimos días, Pelosi había dicho que la agresión del 28 de octubre a su marido Paul por parte de un intruso con un martillo por motivos políticos en su casa de San Francisco, así como otros factores, influirían en su decisión sobre si mantener su papel de liderazgo.

Los demócratas de la Cámara de Representantes votarán a sus líderes el 30 de noviembre.

El miércoles, los republicanos de la Cámara de Representantes ofrecieron su apoyo inicial a Kevin McCarthy para que ocupe el cargo de presidente cuando el próximo Congreso tome posesión el 3 de enero.

Jeffries, de 52 años, anunciaría una nueva generación de liderazgo para los demócratas. La decisión de Pelosi también puede influir en si el líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, de 83 años, y el jefe de la bancada demócrata, James Clyburn, de 82 años, buscarán los principales puestos demócratas en el nuevo Congreso que se reunirá el 3 de enero.

Clyburn dijo que planeaba permanecer en el liderazgo, pero no sabía qué puesto ocuparía.

“Depende del caucus”, dijo Clyburn a los periodistas.

Biden cumple 80 años el domingo. El envejecimiento del liderazgo del Partido Demócrata ha planteado preguntas sobre la próxima generación, incluso cuando los estadounidenses viven más tiempo.

Pelosi fue elegida por primera vez para la Cámara en unas elecciones especiales y fue ascendiendo poco a poco, consiguiendo puestos de liderazgo antes de ganar su primer mandato como presidenta en 2007.

La primera vez que ocupó el cargo de presidenta fue entre 2007 y 2011, cuando los demócratas se impusieron en la oposición a la guerra de Irak para controlar la Cámara. Volvió a ser presidenta en 2019, cuando los demócratas aprovecharon una ola de oposición a Trump para ganar el control de la Cámara, y fue reelegida como presidenta en noviembre de 2021.

El control republicano de la Cámara, proyectado el miércoles, da a ese partido no solo la capacidad de frenar la agenda de Biden, sino de lanzar sondeos potencialmente dañinos para la política de su administración y su familia.

McCarthy, también de California, es actualmente el líder republicano de la Cámara de Representantes y se enfrentará a la elección de toda la Cámara a principios del nuevo año. Todavía no está claro si conseguirá el suficiente respaldo de sus compañeros republicanos para ganar la presidencia de la Cámara.

Información y créditos de foto: REUTERS