Parreira entregó sus 23 elegidos para defender el penta-campeonato


El arquero Rogério Ceni, capitán del Sao Paulo, destaca en la lista de 23 convocados del seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, para el Mundial de Alemania.


Parreira entregó sus 23 elegidos para defender el penta-campeonato

| mayo 15, 2006

El arquero Rogério Ceni, capitán del Sao Paulo, destaca en la lista de 23 convocados del seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, para el Mundial de Alemania.


El guardameta Marcos y el defensa central Roque Júnior, titulares del equipo que conquistó el Mundial de 2002 y que encabezaban la lista de «dudas» de Parreira, finalmente no fueron convocados.


Apenas dos jugadores de los convocados militan el fútbol brasileño, Rogério Ceni y el centrocampista Ricardinho, del Corinthians.


LISTA DE CONVOCADOS:


ARQUEROS


Dida: Titular absoluto en la nueva era Parreira, pese a los fallos exhibidos en el tramo final de la Liga italiana. Vuelve al Mundial después de haber sido reserva de Marcos en el de 2002.


Julio César: Se ganó la lotería en la exitosa experiencia de la Copa América de Perú y aunque últimamente había perdido espacio en el Inter, sigue siendo depositario de la confianza del técnico como suplente de Dida en su primer Mundial.


Rogério Ceni: el capitán del Sao Paulo era apoyado por la mayor parte de la prensa deportiva en la pugna con Marcos por la tercera plaza. En la actualidad es el guardameta con más goles anotados de penal y tiros francos.


Cafú: Su vigencia en la selección se remonta a 1990. Desde entonces mucho se ha hablado del hombre que ocupará su plaza, pero el más veterano de los seleccionados brasileños permanece firme, a pesar de que su nivel es criticado por muchos comentaristas.


Cicinho: Es considerado el sucesor natural de Cafú y su buen comienzo en el Real Madrid este año parecen confirmar la tendencia.


Juan: el jugador del Bayer Leverkusen es, sin duda, el más sólido en la defensa brasileña y el que menos críticas despierta en la prensa y la hinchada.


Lúcio: Divide a la opinión en Brasil, a pesar de que en Alemania es ídolo. Un titular del Mundial de Corea del Sur y Japón que mantiene el puesto.


Cris: Otro de los legionarios del Mundial que siguen en carrera, gracias a su regularidad y la decisiva aportación para la formidable campaña del Lyon francés.


Luisao: Discreto pero seguro, el jugador del Benfica se mantiene como un alternante importante desde la era Scolari.


Roberto Carlos: Otro legionario que resiste al tiempo a pesar de las fuertes críticas que le caen por estos días.


Gilberto: Al igual que Luisao no brilla pero cumple y da tranquilidad. Se quedó con la plaza de reserva al final de una cerrada lucha con Gustavo Nery y Júnior.


CENTROCAMPISTAS:


Emerson: Por una lesión se perdió la víspera el Mundial de 2002. De la misma forma llegó al de Francia’98 por una lesión de Romário. Es otra de las figuras brasileñas que concita más admiración fuera de su país.


Zé Roberto: Como Emerson, se echa el equipo al hombre y cumple a rajatabla sin mucho ruido. El más táctico de los jugadores de Parreira.


Kaká: Su nombre lo dice todo.


Ronaldinho Gaúcho: Es uno de los mejores futbolista del mundo.


Juninho Pernambucano: El rey del Lyon, con el que ha conquistado cinco temporadas consecutivas.


Ricardinho: Uno de los más regulares. Cumple su segundo mundial. Al de 2002 llegó a última hora por la lesión de Emerson.


Edmilson: Comenzó como zaguero central y se desempeña como hombre de marca en la mitad, una invención del seleccionador que le sirve como comodín para los dos puestos.


Gilberto Silva: el jugador del Arsenal llegó al Mundial de 2002 como reserva a la selección y se apoderó de la titular con una imponente imagen de gladiador en la marca, y letal a la hora de salir al ataque.


DELANTEROS


Ronaldo: Criticado, elogiado, amado, odiado. A pesar de las turbulencias, sigue siendo uno de los ases de Brasil en el Mundial.


Adriano: Terminó mal y criticado la Liga italiana. A pesar de la preocupación, asegura que su felicidad está en la selección.


Robinho: En la selección también debe encontrarse con la alegría de jugar que derrochaba en el Santos y por la que el Real Madrid lo fichó.


Fred: Muchos goles y una soberbia primera temporada en Francia le ayudaron a ganar la plaza que también quería Nilmar.