Pablo Aimar sufre una meningitis linfocitaria aguda de origen vírico


Pablo César Aimar, volante argentino del Valencia, sufre una meningitis linfocitaria aguda de origen vírico y deberá seguir ingresado, según anunció el doctor José Tatay, jefe clínico del servicio de neurología del Hospital 9 d’Octubre de Valencia.


Pablo Aimar sufre una meningitis linfocitaria aguda de origen vírico

| abril 13, 2006

Pablo César Aimar, volante argentino del Valencia, sufre una meningitis linfocitaria aguda de origen vírico y deberá seguir ingresado, según anunció el doctor José Tatay, jefe clínico del servicio de neurología del Hospital 9 d’Octubre de Valencia.


El futbolista se perdió la sesión de trabajo del miércoles por un proceso febril y fuertes dolores de cabeza, lo que provocó que se desplazara al hospital junto al jefe de los servicios médicos del club, Antonio Giner, para ser sometido a diferentes pruebas y finalmente quedó ingresado.


«Pablo Aimar ingresó el miércoles en el Hospital 9 d’octubre con un síndrome febril y cefalea. En la exploración neurológica que se realizó se evidenció la presencia de una discreta rigidez de nuca y signos meníngeos positivos», explicó Tatay, que agregó que por ese motivo quedó ingresado para realizarle pruebas complementarias.


El responsable del servicio de neurología del centro hospitalario comentó que esos síntomas «habían remitido este jueves y la evolución del futbolista es muy satisfactoria».


«Aimar está estable y ha mejorado respecto de su estado inicial, pero ha de permanecer ingresado», indicó Tatay, que explicó que hay que ver cómo responde a la medicación y al tratamiento para determinar el tiempo que el futbolista argentino deberá permanecer en el hospital.


Tatay aclaró que la meningitis que sufre Aimar es «una forma benigna que no tiene por qué dejar secuelas al jugador», que no requiere más cuidado que el «control médico» y que no existe peligro de contagio.


Antonio Giner, jefe de los servicios médicos del Valencia, matizó que el tiempo de ingreso dependerá de la evolución y espera que se cuente «en días» y no en semanas, y aventuró que podría permanecer en el hospital entre siete y diez días.


LA PANTERA PREOCUPADA


En tanto, Patrick Kluivert reveló la preocupación que tiene el plantel por el estado de su compañero Pablo Aimar, y deseó que el argentino se recupere lo antes posible.


«Estamos preocupados aunque nos han comentado que es una meningitis benigna», señaló el delantero holandés, que ha realizado la sesión de entrenamiento completa junto al resto de la plantel después de dos meses de baja por lesión.


Kluivert señaló que la ausencia del volante argentino es importante para el equipo debido a sus cualidades pero que lo era más su salud y le deseó una pronta recuperación. «Es una baja muy importante porque es un futbolista capaz de decidir partidos pero lo más importante es que se recupere lo más pronto posible», concluyó.