Moussaui, acudado por el 11-S admite que iba estrellar un avión contra la Casa Blanca


ALEXANDRIA, EEUU (Reuters) – El único acusado en Estados Unidos en relación con los atentados del 11 de septiembre, Zacarias Moussaoui, dijo el lunes que estaba previsto que pilotase un quinto avión contra la Casa Blanca como parte del entramado de los atentados, y que sabía que dos aviones se iban a lanzar contra las dos torres del World Trade Center de Nueva York.


Moussaui, acudado por el 11-S admite que iba estrellar un avión contra la Casa Blanca

| marzo 27, 2006


ALEXANDRIA, EEUU (Reuters) – El único acusado en Estados Unidos en relación con los atentados del 11 de septiembre, Zacarias Moussaoui, dijo el lunes que estaba previsto que pilotase un quinto avión contra la Casa Blanca como parte del entramado de los atentados, y que sabía que dos aviones se iban a lanzar contra las dos torres del World Trade Center de Nueva York.


Desde el estrado de la sala del tribunal que podría condenarle a muerte, este ciudadano francés de origen marroquí dijo que el llamado «atacante del zapato» Richard Reid iba a volar junto a él en la misión suicida.


Reid fracasó en un intento de hacer explotar un avión de American Airlines que salió de París con destino a Miami en diciembre de 2001 después de que pasajeros y miembros de la tripulación le redujeran cuando intentaba detonar los explosivos en su zapato. En enero de 2003 fue condenado a cadena perpetua.


La nueva declaración de Moussaoui contradice la que efectuó el año pasado al confesarse culpable, cuando dijo que se suponía que no iba a formar parte de los secuestros de los aviones del 11-S, sino que formaba parte de una segunda oleada de atentados en la que dirigiría un avión contra la Casa Blanca.


El acusado, de 36 años, señaló que no conocía la fecha exacta de los ataques cuando fue arrestado en Minnesota, EEUU, el 16 de agosto de 2001, y que sólo tenía algunos detalles del plan.


«Sabía que se iban a atacar las torres, pero no tenía los detalles», dijo.


Ahora está siendo juzgado para decidir si se le condena a muerte.


Al ser preguntado por Gerald Zerkin, uno de sus abogados defensores nombrados por el tribunal, si iba a formar parte de los atentados del 11-S, Moussaoui respondió. «Se suponía que iba a pilotar un avión para estrellarlo contra la Casa Blanca».


Con aspecto tranquilo y hablando de forma despreocupada, dijo que en 1999 se le preguntó si quería ser un piloto suicida en un ataque contra Estados Unidos, pero que inicialmente lo rechazó.


En 2000 aceptó formar parte del plan después de tener un sueño en el que hablaba con Osama bin Laden.


Moussaoui dijo que no vio a ninguno de los otros secuestradores en Estados Unidos.