Messi jugó su partido más importante en Haití


Lógicamente, la visita de Messi no alcanzará, ni mucho menos, para solucionar tanta desgracia en Haití. Pero no hay dudas de que sirvió para generar muchas sonrisas. Y en medio de tanto dolor, eso cuenta.


Noticia Radio Panamá | Messi jugó su partido más importante en Haití

| julio 16, 2010


Hay actitudes que valen más que ganar un Mundial. Seguramente, a Lionel Messi la frustración que significó haber vuelto de Sudáfrica con las manos vacías y anticipadamente, le dure durante mucho tiempo.

Probablemente, incluso, toda su vida recuerde ese triste trance. Entonces, bien podría refugiarse en su dolor y desconectarse del mundo. Nada eso. Leo se hace cargo de su rol de máximo ícono del fútbol y juega para el equipo que no deja sumas millonarias en sus bolsillos pero que le provoca más alegría: el seleccionado de la solidaridad. Y su debut fue hoy. Luego de sus vacaciones en Brasil junto a su novia Antonella y de anotar tres goles anoche en Panamá para un combinado de amigos frente a Resto del Mundo, el mejor jugador del planeta viajó rumbo a Haití para estar cerca de los damnificados por el brutal terremoto que el 12 de enero pasado ocasionó 220.000 muertes y dejó a la ciudad capital en ruinas.

Idolatrado por todos, Messi les dio alegría a muchas personas que sufren. Y no precisamente con su zurda, ni a través del fútbol. En su arribo a Puerto Príncipe, Leo interactuó con niños y niñas que participan en un programa de actividades deportivas gestionado por el Comité Olímpico de Haití. Luego recorrió “Carrefour Aviation”, un campamento donde viven 50.000 haitianos. Y, por último, se acercó a saludar a los miembros del contingente argentino de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

Según Unicef “hay pocos lugares en el mundo de hoy donde los niños y niñas son tan vulnerables como en Haití. A pesar de los logros, más de 1,2 millones de niños y niñas en este país están expuestos a la explotación y el maltrato”.

Además, 800.000 pequeños viven en tiendas en campamentos improvisados donde no hay servicios sanitarios adecuados y el acceso al agua potable y a los centros de salud y educación son limitados.

Lógicamente, la visita de Messi no alcanzará, ni mucho menos, para solucionar tanta desgracia en Haití. Pero no hay dudas de que sirvió para generar muchas sonrisas. Y en medio de tanto dolor, eso cuenta.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00