Los jugadores de Irán optan por no cantar el himno nacional en el Mundial


Los jugadores iraníes que compiten en la Copa del Mundo de Fútbol han perdido adeptos entre muchas personas en su país, que acusan al equipo nacional de ponerse del lado de una violenta represión estatal contra los manifestantes.


Los jugadores de Irán optan por no cantar el himno nacional en el Mundial

Ariel Albaez | noviembre 21, 2022


La selección de fútbol de Irán decidió no cantar el himno de su país antes de su partido inaugural de la Copa Mundial contra Inglaterra el lunes, en una aparente muestra de apoyo a los manifestantes en su país. Todos los once jugadores titulares guardaron silencio mientras sonaba el himno en el Estadio Internacional Khalifa.

Los jugadores iraníes que compiten en la Copa Mundial de fútbol han perdido adeptos entre muchas personas en su país, que acusan a la selección de ponerse del lado de la violenta represión estatal contra los manifestantes, incluidos mujeres y niños, que buscan la caída de la República Islámica.

Una revuelta popular desencadenada por la muerte de la joven Mahsa Amini tras su detención por desobedecer el estricto código de vestimenta islámico se ha apoderado de Irán durante más de dos meses. Decenas de personajes públicos, deportistas y artistas iraníes se han solidarizado con los manifestantes, pero no la selección nacional de fútbol.

Aun así, la selección iraní no pudo evitar verse ensombrecida por los disturbios antigubernamentales que han sacudido la teocracia musulmana chiíta de Irán, mientras que otros equipos de la Copa Mundial se centraron directamente en sus tácticas sobre el terreno de juego.

Foto: Reuters

El defensa iraní Ehsan Hajsafi expresó con cautela su preocupación en una rueda de prensa el domingo sobre la crisis política y dijo que esperaba que su equipo pudiera ser una voz para el pueblo.

“Tenemos que aceptar que las condiciones en nuestro país no son correctas y que nuestro pueblo no está contento. Estamos aquí, pero eso no significa que no debamos ser su voz. Espero que las condiciones cambien según las expectativas de la gente”, dijo, sin mencionar directamente los disturbios.

En una publicación de Instagram en septiembre, que luego borró, Sardar Azmoun, miembro de la selección nacional y del club de la Bundesliga alemana Bayer Leverkusen, apoyó las protestas.

Pero mientras el equipo se preparaba para su primer partido contra Inglaterra el lunes, ningún jugador expresó su apoyo directo a las manifestaciones, uno de los mayores desafíos a la élite clerical desde la Revolución Islámica de 1979.

En el pasado, la selección de fútbol iraní era una fuente de orgullo nacional en todo el país. Ahora, con las protestas masivas, muchos preferirían que se retirara del Mundial de Qatar, justo al otro lado del Golfo de Irán.

Antes de viajar a Doha, el equipo se reunió con el presidente iraní de línea dura, Ebrahim Raisi. Las fotos de los jugadores con Raisi, uno de ellos haciendo una reverencia ante él, se hicieron virales mientras los disturbios callejeros arreciaban, provocando críticas en las redes sociales.

“Tengo sentimientos encontrados. Me encanta el fútbol, pero con todos estos niños, mujeres y hombres asesinados en Irán, creo que la selección nacional no debería jugar”, dijo la estudiante universitaria Elmira, de 24 años, hablando por teléfono desde Teherán. “No es el equipo de Irán, es el equipo de la República Islámica”.

“Mostrar solidaridad”
“Podrían negarse a participar en el Mundial o incluso negarse a jugar si les obligaran a ir, para demostrar que son parte de la nación, para mostrar solidaridad con las madres de Irán cuyos hijos fueron asesinados por el régimen (durante las protestas)”.

La agencia de noticias activista HRANA dijo que hasta el sábado habían muerto 410 manifestantes en los disturbios, entre ellos 58 menores.

También murieron 54 miembros de las fuerzas de seguridad, y al menos 17.251 personas fueron detenidas. Las autoridades no han facilitado una estimación del número de muertos.

Los iraníes están especialmente indignados porque atletas de todo el mundo se han pronunciado a favor de los manifestantes en Irán, mientras que su equipo ha permanecido en gran medida en silencio.

“Sé que su trabajo es jugar al fútbol, pero con todos esos niños muertos en Irán, deberían haberse solidarizado con el pueblo. Especialmente cuando el equipo de Inglaterra va a arrodillarse (en solidaridad), ¿cómo puede el equipo nacional no mostrar solidaridad?”, dijo por teléfono desde la ciudad noroccidental de Urmia el estudiante de secundaria Setareh, de 17 años.

“La FIFA no debería haber incluido al equipo por las protestas en Irán y la violación de los derechos humanos por parte del régimen. Eso no ocurrió, así que el equipo no debería haber ido para mostrar su solidaridad con los manifestantes”.

Información de: israelnoticias.com

Créditos de foto: Reuters