La ONU expresa preocupación por la disminución de la ayuda para Somalia


Más de 3 millones de personas, cerca del 40% de la población, depende de la ayuda humanitaria para sobrevivir y uno de cada seis menores sufre de malnutrición.


Noticia Radio Panamá | La ONU expresa preocupación por la disminución de la ayuda para Somalia

| julio 21, 2010


(EFE).- La ONU expresó hoy preocupación por una aparente disminución del respaldo de los donantes a sus operaciones humanitarias en Somalia, que se han visto afectadas por acusaciones de corrupción y el recrudecimiento del conflicto interno en ese país.

Mi mayor preocupación en este momento es asegurarme de que contamos con los recursos necesarios para consolidar y continuar los esfuerzos que hemos logrado en una de las crisis humanitarias más graves y difíciles del mundo", aseguró en una conferencia de prensa el coordinador humanitario de Naciones Unidas para Somalia, Mark Bowden.

Las agencias del organismo mundial han recibido hasta la fecha un 56% de los 600 millones de dólares que solicitaron a principios de año para financiar sus actividades en Somalia, pese a que la situación en el país no tiene visos de mejorar.

Más de 3 millones de personas, cerca del 40% de la población, depende de la ayuda humanitaria para sobrevivir y uno de cada seis menores sufre de malnutrición.

Además, Somalia cuenta con una de las mayores poblaciones de desplazados internos del mundo, cerca de 1,4 millones de personas, a los que se suma medio millón más de refugiados en países vecinos, según la ONU.

En los últimos meses, los enfrentamientos en Mogadiscio entre las tropas del Gobierno de transición somalí y las milicias del grupo radical islámico han multiplicado los desplazamientos de población en la capital.

Bowden calculó que unas 20.000 personas han abandonado la ciudad desde el pasado junio y que más de 200.000 lo han hecho en lo que va de año.

A la grave situación humanitaria se unió el pasado mayo la denuncia de un grupo de expertos del Consejo de Seguridad de la ONU de que la mitad de los cargamentos enviados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) eran desviados a una red de distribuidores corruptos, insurgentes islamistas y empleados locales del organismo multilateral.

El organismo se toma estas alegaciones "muy en serio" y se han reformado los mecanismos de control sobre las empresas que se contratan para distribuir la ayuda en el país, aseguró Bowden.

"Todas las agencias en Somalia somos conscientes de que trabajamos en una conflictiva en la que funciona una economía de guerra", indicó.

Somalia carece de un Gobierno efectivo desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Siad Barre y pasaron a controlar el país grupos conocidos como "señores de la guerra" y clanes locales, además de milicias islámicas.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00