La NASA quiere enviar astronautas a vivir y trabajar en la Luna en 2030


La NASA lanzó el miércoles su misión Artemis I desde Cabo Cañaveral, en Florida, tras una serie de retrasos.


La NASA quiere enviar astronautas a vivir y trabajar en la Luna en 2030

Ariel Albaez | noviembre 23, 2022


La NASA se propone hacer posible que los astronautas vivan y trabajen en la Luna para 2030 con la ayuda de sus misiones Artemis, dijo un funcionario de la NASA el domingo.

La primera misión, Artemis I, comenzó el miércoles después de que la NASA lanzara su nave espacial Orión desde Cabo Cañaveral, en Florida, tras una serie de retrasos.

“Ciertamente, en esta década, vamos a tener gente viviendo por períodos de tiempo, dependiendo de cuánto tiempo estaremos en la superficie”, dijo el jefe del programa de la nave espacial Orion, Howard Hu. “Tendrán hábitats, tendrán rovers en el suelo. Vamos a enviar gente a la superficie, y van a vivir en esa superficie y hacer ciencia”.

¿Qué está previsto para Artemis I?
Artemis I es la primera parte del programa Artemis, cuyo objetivo es devolver a los astronautas a la Luna por primera vez desde el Apolo 17 en 1972.

“Vamos a volver a la Luna. Estamos trabajando en un programa sostenible y este es el vehículo que llevará a las personas que nos harán volver a la Luna”.

La nave Orión trazará un curso alrededor de la luna y luego de vuelta a la tierra, durante el cual se acercará a 60 millas de la luna, antes de volver a la tierra y aterrizar en el Océano Pacífico frente a la costa de San Diego el 11 de diciembre.

La nave está tripulada por tres maniquíes completamente equipados para probar las condiciones del vuelo, junto con varios cubesats, pequeños satélites que realizarán diversas misiones científicas en el espacio profundo.

Artemis I probará los nuevos sistemas de las naves espaciales volando juntas por primera vez, sin tripulación. Si concluye con éxito, la misión será seguida por Artemis II y Artemis III.

La segunda misión llevará a los astronautas a una prueba de vuelo alrededor de la Luna.

El tercer vuelo llevará a la primera mujer y a la primera persona de color a la Luna, pero no se prevé su lanzamiento hasta 2026.

Primeros retos

La misión utilizó para su lanzamiento el largamente retrasado cohete Space Launch System (SLS) de la NASA, el vehículo de lanzamiento operativo más potente de la historia, y a su conclusión será la misión espacial más lejana de la historia.

El viernes, se espera que Orión entre en una “órbita retrógrada lejana”, viajando alrededor de la Luna a una gran altitud y en dirección opuesta a la que la Luna viaja alrededor de la Tierra.

La trayectoria prevista “pondrá a prueba” la nave espacial, dijo Michael Sarafin, director de la misión Artemis de la NASA, ya que se pretende llevar a los seres humanos a misiones más lejanas y largas que las que se han intentado hasta ahora.

Deberá ser capaz de transportar y sostener a la tripulación en el espacio, soportar las velocidades de retorno durante la reentrada desde el espacio profundo y abortar las misiones con seguridad en caso de emergencia.

Créditos de foto: Jordon Huri/StemRad/NASA)

Sarafin declaró a los periodistas el viernes que, en general, la nave espacial está funcionando “muy bien”, aunque el equipo haya tenido que superar algunos retos.

Por ejemplo, la mayoría de los cubesats están funcionando bien y se han comunicado con el control de la misión después del lanzamiento, pero algunos no lo han hecho y podrían haber perdido su última oportunidad.

“Estamos viendo cosas que no coinciden con nuestras predicciones. Y el equipo está dedicando tiempo a revisar eso con un peine de dientes finos para asegurarse de que no hay algo más allí que sea potencialmente un problema latente”.

El primer paso para la exploración del espacio profundo
Orión, SLS y una estación espacial planificada llamada “Lunar Gateway” son los principales componentes de los planes de la NASA para construir una infraestructura sostenible para la exploración humana en el espacio profundo.

Crédito de foto: NASA/JPL

“El avance es realmente hacia Marte”, subrayó Hu. “Ese es un paso más grande, un viaje de dos años, así que va a ser realmente importante aprender más allá de nuestra órbita terrestre”.

Información de: The Jerusalem Post