La muerte de huertas no fue obra de narcotraficantes, aseguró Fox


El Gobierno de México aseguró hoy que fue accidental la muerte del ministro de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, al estrellarse ayer el helicóptero en el que viajaba, y pidió ‘no especular’ con que el narcotráfico está detrás del suceso.


La muerte de huertas no fue obra de narcotraficantes, aseguró Fox

| septiembre 22, 2005

Todos los elementos de los que se dispone indican claramente que se trató de un accidente originado en las difíciles condiciones climáticas que prevalecían en la zona’ del centro del país donde cayó el helicóptero, en el que iban otras ocho personas que también murieron, dijo el portavoz presidencial, Rubén Aguilar.


El portavoz del presidente Vicente Fox hizo la aseveración en una rueda de prensa al referirse a versiones de comentaristas que instaron al Gobierno a investigar si el crimen organizado tuvo algo que ver con la muerte de Martín Huerta, del comisionado de la Policía Federal Preventiva Tomás Valencia y de las otras víctimas.


Aguilar pidió a los medios de comunicación y a los políticos ‘actuar con absoluta responsabilidad’, ‘no especular’ sobre las causas del accidente y ‘respetar el resultado de las investigaciones’.


Por su parte, el Fiscal General de México, Daniel Cabeza de Vaca, señaló en otra conferencia de prensa que, de momento, sólo hay una investigación abierta relacionada con el accidente y no con alguna sospecha de que el narcotráfico pudiese estar detrás del siniestro.


Martín Huerta y Valencia encabezaban la operación policial y militar ‘México seguro’, emprendida en junio pasado por el Gobierno para combatir a los narcotraficantes y otros criminales organizados, acusados de matar este año a cerca de mil personas en todo el país.


Las operaciones ordenadas por el ministro, de 48 años, incluían rigurosas inspecciones de las prisiones mexicanas, desde donde los capos de la cocaína y la heroína ordenaban la muerte de mafiosos rivales y dirigían sus actividades ilícitas.


Sobre la posibilidad de que México pida cooperación a Estados Unidos para esclarecer las causas del suceso, Aguilar afirmó que las autoridades mexicanas se encargarán de las investigaciones.


Martín Huerta, Valencia y las otras siete personas fallecidas se dirigían el miércoles desde la capital mexicana hasta la prisión de alta seguridad de ‘La Palma’, en el estado central de México, donde se encuentran recluidos prominentes cabecillas de las mafias de las drogas, como Osiel Cárdenas, líder del cartel del Golfo.


Entre los ocupantes del helicóptero también se encontraba José Antonio Bernal, funcionario de la autónoma Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), según fuentes oficiales.


El portavoz de Fox indicó hoy que el Gobierno considera ‘inaudito y extraño’ que la CNDH hubiese denunciado en la misma tarde de ayer, después de conocerse que el helicóptero estaba desaparecido, que Osiel Cárdenas había amenazado de muerte a Bernal y a otros funcionarios de dicho organismo.


Los comentaristas consideran que esa denuncia alimentó las conjeturas de que los narcotraficantes pudieron haber estado detrás del siniestro del helicóptero.


Aguilar y Cabeza de Vaca señalaron que los restos de las víctimas serán rescatados hoy de una montaña del municipio de Mimiapan y llevados a la capital, donde se prevé que Fox y su gabinete en pleno acudan a las honras fúnebres.