La lucha contra el cambio climático se vuelca en la tierra


Tras años olvidado, el combate contra la degradación de las tierras de cultivo se convierte en clave de la cumbre de París


Noticia Radio Panamá | La lucha contra el cambio climático se vuelca en la tierra

| octubre 23, 2015


La lucha contra el cambio climático se asocia con la reducción de emisiones y sus efectos con la desertificación, uno de los muchos desastres naturales relacionados con la subida de la temperatura terrestre. Sin embargo, por primera vez, en un acuerdo destinado a marcar los pasos que deben seguirse para controlar el cambio climático, el deterioro el suelo tendrá una importancia de la que hasta ahora carecía. El combate contra la degradación del campo será así una de las claves de la próxima cumbre de diciembre en París, que reunirá a la comunidad internacional en busca de un pacto para tratar de frenar el aumento de la temperatura terrestre antes de que sea demasiado tarde. Este es uno de los temas que han centrado la 12º sesión plenaria de la Convención de Naciones Unidas para Luchar contra la Desertificación (UNCCD), que se celebra esta semana en Ankara.

En total, un cuarto de las emisiones de efecto invernadero están relacionadas con el manejo del suelo, la desertificación empeora el problema pero, por otro lado, las zonas verdes, no sólo los bosques sino también los cultivos, tienen una capacidad enorme para absorber el CO2. Como asegura un documento de la UNCCD, "existe un creciente reconocimiento de que sólo utilizando el potencial de los ecosistemas terrestres podrá alcanzarse el objetivo de limitar el calentamiento a 2 grados". "Enfrentarse al problema de la degradación de los suelos fértiles es la pieza que falta para alcanzar los objetivos de emisiones. Sin tener en cuenta la necesidad de luchar contra la degradación de la tierra no podrá llegarse a un protocolo sobre cambio climático que tenga garantizado su éxito".

Han pasado casi 20 años desde la firma del protocolo de Kioto y la situación no ha hecho más que deteriorarse, con crecientes muestras de que el problema va ir a peor y de que, si no se toman las medidas adecuadas, la temperatura terrestre puede subir al final de este siglo entre 3,7 y 4,8 grados según datos del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU. Por otro lado, la degradación del suelo, si continúa a este ritmo, puede poner en duda la capacidad para que la humanidad siga haciendo algo que comenzó con la revolución neolítica: alimentarse a sí misma a través de la agricultura. Estos dos problemas son, en realidad, el mismo.

La posición de UNCCD, que espera que diferentes países defiendan en París, es que resulta imposible enfocar el problema del calentamiento global "sin que la tierra tenga un papel importante" y que no se puede luchar de forma separada contra la desertificación y el cambio climático, ya que son "dos caras de la misma moneda". Según cálculos de Naciones Unidas, con la rehabilitación de 12 millones de hectáreas anualmente durante un periodo de 15 años se podría alcanzar una reducción equivalente a la mitad de las propuestas de los diferentes países. "Es una moneda que tienen los Estados, pero muchas veces ni siquiera la utilizan", explicaba un experto de Naciones Unidas con experiencia en negociaciones climáticas. No se trata sólo de bosques, que hasta ahora habían centrado las discusiones, sino sobre todo de tierras de cultivo.

En la cumbre de Río, en 1992, se crearon tres convenciones de la ONU: contra el cambio climático, contra la desertificación y en defensa de la biodiversidad. Aunque siempre ha estado clara la profunda relación entre cambio climático y degradación del suelo, el protocolo de Kioto, firmado en 1997, insistió mucho más en la reducción de emisiones y en la eficiencia energética. "¿Han tenido en cuenta nuestras políticas la estrecha relación entre clima y tierra? La respuesta es que no", señala el documento del UNCCD. "Hasta ahora, las políticas sobre cambio climático han fracasado en la utilización de la tierra para mitigar el problema. Esto tiene que cambiar", prosigue el texto. Como dijo la delegada de EE UU en uno de los debates, "la lucha contra el deterioro del suelo es la clave para que puedan cumplirse también las otras dos convenciones".

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00