Israel continuará sus ataques mientras Hizbulá anuncia una ‘guerra abierta’


Beirut/Jerusalén.- El Gobierno de Israel decidió seguir adelante con los ataques contra el Líbano, mientras la guerrilla libanesa Hizbulá anunció una «guerra abierta» contra todos los objetivos israelíes a su alcance.


Noticia Radio Panamá | Israel continuará sus ataques mientras Hizbulá anuncia una ‘guerra abierta’

| julio 14, 2006


Beirut/Jerusalén – El Gobierno de Israel decidió seguir adelante con los ataques contra el Líbano, mientras la guerrilla libanesa Hizbulá anunció una «guerra abierta» contra todos los objetivos israelíes a su alcance.


El líder de Hizbulá, Hasán Nasralá, afirmó que ese grupo chií ya lanzó un ataque contra una fragata de la Marina israelí que se encontraba frente a la costa mediterránea libanesa, según la cadena televisión Al Manar, de esa facción libanesa.


Además, Nasralá, cuya residencia en el sur del Líbano fue bombardeada por Israel, reiteró, dirigiéndose al pueblo israelí, que los libaneses «no seremos los únicos que pagan el precio, vosotros también».


Mientras tanto, el Gobierno israelí anunció que continuará su plan establecido después de haber analizado la evolución de la situación.


Israel bombardea desde el miércoles las infraestructuras libanesas y ha causado al menos 61 muertos en respuesta a la captura el miércoles de dos soldados israelíes por Hizbulá y la muerte de otros ocho militares en enfrentamientos en la frontera.


El primer ministro israelí, Ehud Olmert, prometió al secretario general de la ONU, Kofi Annan, la cooperación de Israel con la delegación que envíe para buscar un alto el fuego con el Líbano si se trata la liberación de sus soldados y el desarme de Hizbulá.


Olmert insistió en que Israel seguirá intentando liberar a sus soldados capturados, así como el desarme de dicho grupo armado y el despliegue de fuerzas regulares libaneses en la frontera en sustitución de las milicias.


Así, el aeropuerto internacional de Beirut ha sido escenario hoy de un nuevo ataque por parte de la aviación militar israelí, que destruyó un área del ala sur del edificio.


Es el cuarto bombardeo en 24 horas del aeródromo desde que Israel comenzara su ofensiva contra el Líbano.


Más tarde, la aviación israelí atacó un puente y una sede del grupo chíi Hizbulá en el sur de la capital libanesa, según fuentes policiales.


Por su parte, Hizbulá lanzó un cohete «Katyusha» en el norte de Israel que cayó en la cooperativa rural Merón y causó la muerte de dos mujeres, según el canal 10 de la televisión israelí.


Además, el grupo libanés lanzó sobre Safed, en el norte de Israel, 20 cohetes que causaron 15 heridos, y cuya población ha comenzado a abandonar la ciudad. En total, 60 personas resultaron heridas en los bombardeos de la milicia libanesa.


En Safed se encuentra la Comandancia Norte del Ejército, desde donde Israel dirige la ofensiva aérea y por mar contra el Líbano.


Uno de los cohetes hizo impacto junto a ese cuartel sin causar víctimas.


En las Naciones Unidas, mientras tanto, el Gobierno de Beirut instó al Consejo de Seguridad a que actúe para establecer un alto el fuego y poner fin al bloqueo aéreo y marítimo impuesto al Líbano por Israel.


Por su parte, según informaciones periodísticas citadas por la Federación Internacional de Prensa, un helicóptero israelí disparó un misil contra la sede de la televisión libanesa «Al Manar» en un suburbio de Beirut e hirió a siete personas.


Esa federación de prensa consideró esa acción como una prueba de que Israel usa la violencia para silenciar a los medios de comunicación que no le convienen.


La embajada española en Beirut ha organizado la primera evacuación de un grupo de cien ciudadanos españoles que tenían previsto salir hoy hacia Siria.


Se trata, dijo a Efe el encargado de Negocios de la embajada en la capital libanesa, Jesús Santos, de residentes y personas que estaban de paso en el Líbano, como empresarios o turistas.


Quedan en el país unas 600 personas de nacionalidad española, residentes en varios lugares, incluido el sur, región especialmente castigada por los bombardeos israelíes.


El Ministerio de Asuntos Exteriores italiano, por su parte, prepara ya la repatriación de sus conciudadanos, mientras que el Gobierno británico y el alemán han recomendado que sus ciudadanos no viajen al Líbano.


Esta situación que cada vez tensa más Oriente Medio requiere de dosis de diplomacia, experiencia y finura porque en opinión del presidente francés, Jacques Chirac, de lo contrario, el conflicto puede llevar a la zona «al borde del abismo».


También consideró «inadmisible» el lanzamiento de misiles por Hizbulá y el movimiento islámico palestino Hamás contra ciudades de Israel.


Además, expresó su «sentimiento, por no decir la convicción, de que Hizbulá y Hamás no pueden haber tomado las iniciativas de solos, y que hay un apoyo, en cierto modo, de alguna nación», añadió Chirac, en alusión indirecta a Siria e Irán.


Igualmente, centro de preocupación son las poblaciones civiles para la Santa Sede, que expresó su condena a los ataques terroristas de unos y a las represalias militares de los otros e insistió en que el derecho a la defensa de un Estado «no exime del respeto de las normas de derecho internacional, sobre todo en lo que respecta a la salvaguardia de las poblaciones civiles».

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00