Irving Saladino subcampeón mundial de longitud en pista cubierta


Irving Saladino, nuevo subcampeón mundial de longitud en pista cubierta, hizo trizas por cuatro veces su propio récord centroamericano de longitud y se aseguró un lugar preponderante en la historia del atletismo panameño al ser su primer medallista mundial en pista cubierta


Irving Saladino subcampeón mundial de longitud en pista cubierta

| marzo 12, 2006

MOSCU (EFE) — Irving Saladino, nuevo subcampeón mundial de longitud en pista cubierta, hizo trizas por cuatro veces su propio récord centroamericano de longitud y se aseguró un lugar preponderante en la historia del atletismo panameño al ser su primer medallista mundial en pista cubierta.


Un día después de batir el récord del área con un salto de 8,10 metros, el mejor de la calificación mundialista, Saladino extrajo de su chistera cuatro nuevos récords: 8,18 en su primer salto; 8,19 en el segundo; 8,27 en el tercero y 8,29 en el sexto y último.


Sólo el estado de gracia del ghanés Ignisious Gaisah, que en su cuarto salto se alargó hasta los 8,30 metros, impidió que Saladino devolviera a Latinoamérica un título de longitud que por cinco veces conquistó el cubano Iván Pedroso.


Saladino, nacido en Ciudad de Colón hace 23 años, había irrumpido por sorpresa en la pelea por las medallas con su marca de la calificación (8,10), que curiosamente borraba de las listas uno de los récords nacionales más viejos del mundo, que databa del 2 de marzo de 1946, es decir, ¡de hace sesenta años!.


Su autor, con una marca de 7,42 metros fue el velocista Lloyd LaBeach, el héroe del deporte panameño, dos veces medallista olímpico de bronce, en 100 y en 200 metros, con ocasión de los Juegos de Londres 1948.


Saladino, que el 2 de abril del 2005 saltó al aire libre en Brasil 8,51 metros, si bien con viento favorable de 2,3 metros por segundo (con más de dos metros las marcas no son homologadas), camina por la senda del vallista Bayano Kamani, que llegó a la final olímpica de 400 metros vallas en Atenas 2004.


La nueva sensación del atletismo americano se entrena en Sao Paulo (Brasil) bajo los cuidados técnicos de Nelio Moura. Saladino había superado los ocho metros varias veces al aire libre, pero nunca hasta estos Mundiales de Moscú lo había hecho en pista cubierta. EFE