Hallan muertos a tres turistas estadounidenses en casa rentada en Airbnb en México


Hasta el momento se desconocen las causas de muerte de los tres jóvenes.


Hallan muertos a tres turistas estadounidenses en casa rentada en Airbnb en México

Judit Peña | noviembre 9, 2022


Tres jóvenes turistas estadounidenses que viajaron a la Ciudad de México para conmemorar el Día de Muertos fueron localizados muertos en una vivienda que rentaron por medio de Airbnb, en un hecho que mantiene en vilo a las autoridades que tratan de resolver el misterioso caso.

Los cuerpos de Jordan Marshall, Kandace Florence y Courtez Hall fueron hallados hace unos días en una casa rentada en la Ciudad de México y, de acuerdo con declaraciones del novio de Kandace Florence a la televisora de Virginia WAVY, hablaron por teléfono la noche del 30 de octubre, cuando ella “comenzó a enfermarse”.

Añadió que después perdieron comunicación y ya no pudo contactarla, por lo que se comunicó con el dueño de la vivienda para que verificara si los tres estaban bien y fue así como las autoridades llegaron al lugar y los encontraron muertos.

Sin embargo, de acuerdo con el medio La Silla Rota, la madrugada del 30 de octubre Kandace Florence le mandó mensajes de angustia a su novio diciéndole que no se sentía bien, que tenía un cansancio extremo, que había vomitado y sentía el cuerpo extraño.

“Me siento como drogada”, le dijo la joven a su novio, horas después de que estuvieran en un bar de la Ciudad de México con sus otros dos amigos.

Hasta el momento se desconocen las causas de muerte de los tres jóvenes.

«Podemos confirmar la muerte de tres ciudadanos estadounidenses en México. Estamos siguiendo de cerca la investigación de las autoridades locales sobre la causa de la muerte. Estamos listos para proporcionar toda la asistencia consular apropiada”, dijo la Embajada de Estados Unidos en México en un comunicado citado por WAVY.

“Por respeto a la privacidad de las familias, no tenemos nada más que agregar en este momento”, agregó la oficina diplomática.

Marshal y Florence tenían 28 años y eran amigos desde que estudiaron la preparatoria en Virginia, en cambio Hall era conocido de Marshal y ambos vivían en Nueva Orleans.

Florence, quien cumpliría 29 años el jueves próximo, inició un negocio de velas en 2020 llamado Glo Through It y sus productos se vendían en una tienda en Virginia Beach, según publicó la cadena Univisión.