Fujimori sin abogado en Chile, con prohibición de hacer campaña


SANTIAGO DE CHILE – El ex presidente Alberto Fujimori, que se quedó sin abogado defensor, fue advertido por el gobierno de que no le permitirá desarrollar una campaña electoral desde Chile dirigida al Perú.


Fujimori sin abogado en Chile, con prohibición de hacer campaña

| noviembre 11, 2005


SANTIAGO DE CHILE – El ex presidente Alberto Fujimori, que se quedó sin abogado defensor, fue advertido por el gobierno de que no le permitirá desarrollar una campaña electoral desde Chile dirigida al Perú.


El abogado Juan Carlos Osorio renunció a la defensa del ex gobernante porque sus otros clientes, uno de ellos peruano y cuyas extradiciones han sido solicitadas sin éxito por Perú, temen que sus casos se confundan con los de Fujimori.


«Ante la preocupación que me han expresado estas personas –que no ejercieron cargos políticos– porque sus situaciones puedan verse vinculadas con la situación que afecta al señor Fujimori… me siento obligado a preferir la defensa de las personas con las que me ligan relaciones profesionales», dijo Osorio en un comunicado que difundió la víspera.


Los otros clientes de Osorio son Daniel Borodio, un publicista argentino que fue asesor del ex hombre fuerte de Fujimori, Vladimiro Montesinos, y el peruano Eduardo Calmell, ex director del diario «Expreso».


Fujimori cumplió el viernes cuatro días de la detención ordenada por el juez Orlando Alvarez, a la espera de recibir la solicitud de extradición del Perú por todos o algunos de los 22 delitos por los que enfrenta procesos en el vecino país.


Por ahora el único abogado de Fujimori en Chile es su compatriota César Nakazaki, que regresó el jueves a Perú para seguir coordinando desde Lima la defensa.


Un día antes de la renuncia de Osorio, en el entorno de Nakazaki se discutía la «desafortunada» defensa que alcanzó a desarrollar el abogado chileno, según fuentes cercanas a Nakazaki citadas por el diario La Tercera.


También se criticó la presentación errónea de la solicitud de libertad provisional, la apelación y el no haber exigido el control de detención tras el arresto de Fujimori, la madrugada del lunes.


El control de detención forma parte del nuevo sistema procesal penal, que rige desde junio, y que estableció los juicios públicos y rápidos. En la antigua, el proceso es secreto y no tiene plazos de término. Será el juez Alvarez quien decida cuál procedimiento utilizará.


Fujimori llegó sorpresivamente el domingo, camino al Perú, para participar en las elecciones presidenciales de abril, según él mismo señaló en un comunicado verbal y audiovisual.


La propaganda a su favor está a cargo de su comando en Lima, pero como no se descarta que se traslade a Chile, las autoridades advirtieron que no le permitirán desarrollar proselitismo político aquí.


«Oficialmente, les quiero decir a nombre del gobierno que eso no lo vamos a permitir», advirtió el canciller Ignacio Walker la víspera, durante un encuentro con periodistas peruanos.


Agregó que «de ninguna manera vamos a permitir que Santiago de Chile se transforme en epicentro de la política peruana», añadió Walker.


Fujimori permanece en una recinto de la guardia de prisiones, donde sólo puede recibir visitas tres veces a la semana. Además de sus abogados y su hijo, lo han visto frecuentemente los tres asesores que llegaron con él desde Japón, donde vivió cinco años.