Familias españolas animan capacitación y redes sobre el autismo en Panamá


El programa, denominado «Autismo al otro lado del mar», involucra a la federación en que se agrupan a las asociaciones de familiares de autistas de Castilla y León.


Noticia Radio Panamá | Familias españolas animan capacitación y redes sobre el autismo en Panamá

| abril 6, 2010


La Federación de Autismo de Castilla y León impulsa un proyecto con el que buscan que familias y técnicos panameños se organicen para dar servicios a las personas con esta enfermedad y que la Administración se involucre en la protección de quienes la padecen.

El responsable de los Servicios de Adulto de la federación, José Luis Cuesta, explicó a Efe que mañana, martes, tendremos una jornada de intercambio de información con expertos, familiares y responsables de la Administración en la segunda etapa de un programa que comenzó en 2009 con la visita de técnicos panameños a España.

El programa, denominado "Autismo al otro lado del mar", involucra a la federación en que se agrupan a las asociaciones de familiares de autistas de Castilla y León con organizaciones e instituciones en Panamá y alcanza, además, a la República Dominicana, en un intento por trasladar el conocimiento del trabajo que se hace en España a estos países.

"Lo ideal sería que de aquí saliera una unión, involucrar a familias que quisieran sacar para adelante una organización con diferentes servicios para personas con autismo, que las familias se conozcan", indicó Cuesta.

El técnico agregó que se persigue también "crear una red de profesionales que sigan colaborando a través de otros proyectos"; establecer las bases para consolidar el trabajo conjunto de técnicos que se conocerán esta semana, y "hacer llegar el mensaje" a la Administración sobre las necesidades que tienen los enfermos.

En rueda de prensa, la subdirectora del Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), Ana Arrúe, indicó que hasta el momento se han contabilizado 250 casos de autismo en su centro, aunque reconoció que no hay un registro exacto del número de casos.

"Realmente en Panamá no tenemos estadísticas claras", indicó, por su parte, la doctora Doris Moreno, del Hospital del Niño, una de las instituciones implicadas en el programa.

Moreno explicó que muchos niños no llegan al IPHE o se tratan en clínicas privadas lo que implica problemas de registros, y además llegan "la mayoría de las veces" con "otras quejas como problemas de lenguaje, conductas u otras" y después se les termina diagnosticando autismo.

Subrayó la necesidad de "muchos más sitios de atención y personas preparadas" para atender a los pacientes de una enfermedad que, en Panamá, cuesta diagnosticar 300 dólares y 50 dólares por sesión de tratamiento.

El proyecto, dotado con unos 65.000 euros, concluye este año pero los promotores españoles están buscando propuestas y mecanismos para darle continuidad.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00