Familia dice Pinochet está ‘mal’ por caso de hija en EEUU


SANTIAGO, 26 ene (Reuters) – El ex dictador chileno Augusto Pinochet está «mal» por la situación de su hija mayor, que pidió asilo en Estados Unidos y se encuentra detenida en Washington, aseguró el jueves uno de los hermanos de la mujer requerida por la justicia de Chile.


Familia dice Pinochet está ‘mal’ por caso de hija en EEUU

| enero 26, 2006

SANTIAGO, 26 ene (Reuters) – El ex dictador chileno Augusto Pinochet está «mal» por la situación de su hija mayor, que pidió asilo en Estados Unidos y se encuentra detenida en Washington, aseguró el jueves uno de los hermanos de la mujer requerida por la justicia de Chile.


Lucía Pinochet Hiriart llegó sorpresivamente a Washington el miércoles desde Argentina y fue retenida, interrogada y luego detenida en instalaciones migratorias en el aeropuerto internacional Dulles, mientras Estados Unidos decide sobre una solicitud de asilo político de la hija del ex gobernante.


«Mi papá está bastante mal con esto, con el azúcar (en la sangre) muy alta y mi madre está bastante apesadumbrada», dijo a periodistas Augusto Pinochet Hiriart, al concurrir a la Corte de Apelaciones de Santiago.


«Pero mi padre y mi madre no han hecho comentario alguno», agregó.
La familia Pinochet, envuelta en distintas causas judiciales, asegura que es víctima de una persecución política.


Lucía Pinochet viajó el domingo de Chile y Argentina, un día antes que el juez Carlos Cerda requiriera su presencia para notificarla de un proceso por delito tributario y falsificación de pasaporte, vinculado a cuentas secretas que el ex dictador tenía en el exterior por al menos 27 millones de dólares.


El martes en la noche, la hija de Pinochet voló desde Buenos Aires hasta Washington, donde pidió el asilo y permanece detenida pese a los intentos del gobierno chileno para negociar su regreso en forma voluntaria.


«No he tenido ningún contacto con mi hermana. Las acciones que haga mi hermana, son particulares de ella. Nosotros respetamos su decisión», agregó Augusto Pinochet Hiriart.


El ex dictador, de 90 años de edad, enfrenta procesos por delitos tributarios, además de secuestros y tortura de opositores durante su gobierno entre 1973 y 1990.