ELN decretó tregua por comicios parlamentarios


El guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia decretó hoy una tregua de sus acciones en todo el país hasta el 12 de marzo venidero, fecha en que se realizan los comicios parlamentarios.


ELN decretó tregua por comicios parlamentarios

| marzo 2, 2006


El guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia decretó hoy una tregua de sus acciones en todo el país hasta el 12 de marzo venidero, fecha en que se realizan los comicios parlamentarios.


«El ELN, como manifestación expresa de su voluntad de paz y para afianzar esta proyección hacia la democratización de Colombia, no realizará ninguna acción militar que afecte la jornada electoral del 12 de marzo», indica un comunicado de esa agrupación rebelde.


El texto, que fue leído desde La Habana, Cuba, por el vocero negociador del Comando Central del ELN, comandante Antonio García, durante una vídeo-conferencia, destaca el compromiso del grupo insurgente con la paz y democratización de Colombia.


Tras señalar que trabajar por la paz de Colombia implica dejar atrás la vieja política, el ELN llama a las mayorías del país a mirar hacia los candidatos dispuestos a apoyar las transformaciones que requiere la Nación.


«Están llegando los tiempos en que la democracia retome su verdadero contenido y que las expresiones parlamentarias alternativas que sean elegidas representen el sentir de las mayorías excluidas», sostiene el comunicado.


Destaca que se deben dejar atrás la vieja politiquería, el clientelismo y el parlamentarismo de vacaciones.


En cambio, asevera, el país debe asumir con mayor fuerza su participación en el parlamento, exigir que su voz sea escuchada y que se legisle a favor de la Nación y con dignidad patriótica.


El texto rebelde indica que la paz, como futuro posible y deseado para Colombia, se construirá sobre las bases de la justicia social y la democratización.


Este camino, subraya, se ha iniciado en los diálogos del ELN con el gobierno, pero tiene que complementarse con la amplía participación de la sociedad en la construcción de la paz y con los nuevos ejercicios de gobernabilidad, alternativa local, regional y parlamentaria.