El Papa reconoce falta de vigilancia en casos de abusos


«Estas revelaciones supusieron una conmoción para mí, una gran tristeza. Es difícil entender cómo fue posible esta perversión del ministerio sacerdotal», declaró.


Noticia Radio Panamá | El Papa reconoce falta de vigilancia en casos de abusos

| septiembre 16, 2010


EDIMBURGO (Reuters) – El papa Benedicto XVI criticó el jueves a los líderes de la Iglesia católica por no estar lo suficientemente alerta durante décadas de abusos sexuales a menores, en una jornada en la que llegó a Gran Bretaña para ganarse a uno de los países más laicos de Europa.

Su visita de cuatro días se produce en un momento en el que la Iglesia católica se enfrenta a un escándalo internacional por abusos sexuales a menores.

En algunas de sus declaraciones más claras sobre el escándalo, contó a los periodistas que iban con él en el avión que lo llevó a Escocia que se quedó horrorizado ante lo que calificó de "una perversión" del sacerdocio.

"Estas revelaciones supusieron una conmoción para mí, una gran tristeza. Es difícil entender cómo fue posible esta perversión del ministerio sacerdotal", declaró.

"Es también una gran tristeza que la autoridad de la Iglesia no estuviera lo suficientemente atenta ni fuera lo suficientemente rápida y decidida a la hora de tomar las medidas necesarias", añadió.

La visita también se ve eclipsada por las declaraciones realizadas por un importante asesor del Papa en la víspera del viaje, en las que comparó a Inglaterra con un país del Tercer Mundo.

Benedicto XVI tiene un delicado camino por recorrer en Inglaterra y Escocia en las relaciones con la Iglesia de Inglaterra, después de su oferta en octubre pasado de facilitar la conversión de anglicanos descontentos por la ordenación de mujeres y obispos gay.

Los católicos locales, aunque reconocen que el Papa carece del carisma de su predecesor, Juan Pablo II, que atrajo a cientos de miles de personas durante su visita pastoral en 1982, mantienen una actitud positiva sobre el viaje.

"Creo que tendrá una buena oportunidad de ganarse a Gran Bretaña", dijo a Reuters Jack Valero, coordinador del grupo pro Iglesia Catholic Voices.

El Papa será recibido por la reina Isabel II, después de su llegada a Edimburgo, capital de Escocia, y posteriormente presidirá una misa al aire libre en Glasgow por la tarde.

Pero miles de asientos no han sido vendidos y la policía local sugiere que el lugar donde se realizará la misa en Glasgow podría tener hasta un tercio de su capacidad vacía.

El Vaticano trató de minimizar las declaraciones del cardenal Walter Kasper a una revista alemana, donde también sugirió que Inglaterra alberga a ateos agresivos.

Kasper, quien recientemente se retiró como jefe de la Congregación para la Unidad Cristiana -el departamento del Vaticano que supervisa el diálogo con los anglicanos- tenía previsto acompañar al Papa, pero un portavoz vaticano dijo que no podría hacerlo por razones de salud.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00