El Papa dice a Chávez que está preocupado por Venezuela


CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – El Papa Benedicto XVI recibió el jueves al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y le manifestó una serie de preocupaciones sobre amenazas a la libertad religiosa en la extensa comunidad católica venezolana, dijo el Vaticano.


El Papa dice a Chávez que está preocupado por Venezuela

| mayo 11, 2006

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – El Papa Benedicto XVI recibió el jueves al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y le manifestó una serie de preocupaciones sobre amenazas a la libertad religiosa en la extensa comunidad católica venezolana, dijo el Vaticano.


Chávez, quien realizó una visita de dos días a Roma, mantuvo conversaciones con el Papa durante unos 35 minutos en el estudio privado del pontífice.


Un portavoz del vaticano informó que, durante la audiencia, el Papa entregó al mandatario una carta que contenía «puntos que preocupan a una parte de la Iglesia» sobre la situación en Venezuela.


Un comunicado difundido posteriormente indicó que, en las conversaciones, el Papa reafirmó el derecho del Vaticano de nombrar libremente a obispos y expresó su preocupación sobre la libertad religiosa de la Universidad de Saint Rose en Venezuela, que está bajo amenaza.


Chávez, un aliado de Cuba, ha mantenido una difícil relación con la jerarquía de la Iglesia Católica en su país desde que asumió el poder en 1999 prometiendo combatir a la pobreza con una revolución de estilo propio.


El comunicado del Vaticano expresó que el Papa dijo a Chávez que estaba preocupado porque la educación religiosa estaba siendo descartada por algunas escuelas y enfatizó que las nuevas organizaciones católicas debían tener garantizada su libertad.


El pontífice también manifestó a Chávez que estaba preocupado porque los programas de salud pública en Venezuela siempre deberían respetar «la vida desde su comienzo,» en referencia al aborto.


Chávez había asegurado al Papa que consideraba que las tensiones existentes entre la Iglesia y el gobierno en Venezuela deberían superarse «con respeto por los derechos legítimos de todos,» precisó el escrito.