El jefe dice que si


El presidente Fidel Castro aseguró el miércoles que Cuba participará en el Clásico Mundial de Bésibol que comienza la primera semana del mes de marzo


El jefe dice que si

| enero 26, 2006

LA HABANA (EFE) — El líder cubano, Fidel Castro, dijo el miércoles que Cuba jugará el Clásico Mundial de béisbol, que, organizado por las Grandes Ligas, comenzará el 3 de marzo próximo.


«Creía que todo el mundo tenía esa decisión como tomada. Nosotros estaremos allí», dijo a un grupo de periodistas Fidel Castro.


Fidel Castro dio así la confirmación oficial de que un equipo cubano, presumiblemente formado por los jugadores olímpicos, estará presente en Puerto Rico, donde Cuba deberá jugar contra Panamá, Holanda y el equipo local.


«Sólo fenómenos etílicos pueden impedir que Cuba vaya», agregó.


La administración del presidente George Bush, que en principio había negado la licencia por considerar que violaba las leyes actuales del embargo contra Cuba, aceptó el pasado viernes que el equipo de la isla jugara.


El gobierno cubano donará todo el dinero que le corresponda a las víctimas del huracán Katrina, una alternativa que había propuesto Cuba para evitar que las autoridades estadounidenses alegasen el embargo como razón para impedir al equipo cubano estar en la cita.


Castro se mostró confiado en las posibilidades de Cuba pero atacó a Estados Unidos por haberse llevado a algunos de los peloteros estrellas de Cuba.


«A luchar en buena lid, aunque nos han robado buenos peloteros», dijo Castro, al atacar con fuerza a los estadounidenses.


«Se los llevaron, los sobornaron, los corrompieron (…) son impotentes contra nosotros», dijo.


«A ganar o a perder luchando allí, no vamos a decir que somos los mejores, ya lo hemos demostrado, los hemos ganado a ellos», afirmó.


«Vamos a ver cómo es la competencia y nos alegramos, por primera vez en la historia aceptan a nuestro país (…) Metieron la pata, lo prohibieron, se les sublevó todo el mundo porque si estamos allí es porque mucha gente protestó contra esa ridiculez», afirmó, en alusión a los países participantes en el Clásico que mostraron su decepción por la decisión inicial estadounidense.


La presencia cubana en el Clásico Mundial ha disparado la espectación en la afición cubana por ver en acción a sus peloteros frente a los de las Grandes Ligas, pues mucho se ha cuestionado las posibilidades de triunfo de los antillanos ante estos peloteros «rentados».


Este torneo deberá tener un gran impacto en la preparación de los isleños con vistas a su posterior participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Cartagena de Indias (Colombia) en julio, y en un torneo de clasificación olímpica en La Habana en septiembre, que serán también importante compromisos internacionales del año.