Deuda del sector público se elevó en $2,420.6 millones, tras emisión de bonos globales


El pasado 11 de enero el Gobierno colocó $1,000 millones a una tasa de 3.29%, con vencimiento en 2033, y $1,500 millones a una tasa de 4.5%, con vencimiento en 2063.


Noticia Radio Panamá | Deuda del sector público se elevó en $2,420.6 millones, tras emisión de bonos globales

| febrero 24, 2022


El saldo de la deuda del sector público no financiero se elevó en $2,420.6 millones entre diciembre y enero, luego que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) hizo una emisión de bonos globales por $2,500 millones.

Así, el saldo de la deuda pública pasó de $40,487.8 millones al 31 de diciembre de 2021 a $42,908.4 millones al 31 de enero de 2022, según figura en un reciente informe de la Dirección de Financiamiento Público del MEF.

El pasado 11 de enero el Gobierno colocó $1,000 millones a una tasa de 3.29%, con vencimiento en 2033, y $1,500 millones a una tasa de 4.5%, con vencimiento en 2063.

Con estas operaciones se cubrió parte de las necesidades financieras para el presente ejercicio fiscal, que incluyen tanto amortizaciones de deuda y las necesidades propias para cubrir el presupuesto, que se prevé siga siendo deficitario.

En lo que se refiere al servicio de la deuda externa, en enero se destinaron $47 millones a pagos de capital, en su mayoría con organismos internacionales, así como $191.1 millones a pago de intereses generados por bonos globales y $9.9 millones por préstamos con organismos multilaterales.

El pago de intereses es una de las facturas que vienen de la mano de una mayor contratación de deuda, un fenómeno que no cesa en Panamá. Solo en 2021 se destinaron a intereses y comisiones $1,619 millones, a pesar de que el costo promedio ponderado de la deuda bajó.

Déficit fiscal

Solo en un año, entre enero de 2021 y enero de 2022, el saldo de la deuda creció en poco más de $4,000 millones.

El aumento de la deuda de los últimos años está vinculado principalmente al déficit fiscal, es decir, a que el Gobierno incurre en más gastos de los ingresos que tiene y la diferencia la tiene que compensar con deuda.

Las restricciones impuestas por el Gobierno para contener la pandemia en sus distintas olas afectó los ingresos, mientras que el gasto creció, especialmente el destinado a las operaciones.

A medida que la economía se recupera, se debe ir reduciendo el déficit fiscal. Por ejemplo, en 2021 el déficit del sector público no financiero fue de 5.53% del producto interno bruto (PIB) o $3,522.8, mientras que en 2020 había sido de 9.67% del PIB o $5,220 millones.

Para este año, la Ley de Responsabilidad Social Fiscal permite un déficit menor, de 4% del PIB, un recorte que se conseguiría a través de mayores ingresos. Al menos esa es la apuesta del Gobierno.

No obstante, al seguir cerrando el año en números rojos, el saldo de la deuda mantendrá la tendencia creciente.

Las métricas de deuda se han visto aliviadas en cierta forma por la recuperación de la economía en 2021, ya que muchos de estos indicadores se miden como porcentaje del PIB.

Así, a falta de que se conocerse el dato preliminar de crecimiento de la economía para 2021, los cálculos del MEF apuntan a que la relación entre deuda y PIB habría pasado de 68.5% en 2020 a 63.5% en 2021, aún muy por encima del 40% que recomienda la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00