Desafíos de los nuevos procesos contables de forma analítica y digital


Con frecuencia, cuando se menciona la palabra contabilidad se piensa que es meramente la gestión financiera, pero en realidad, no hay un sólo tipo de contabilidad para manejar los negocios.


Desafíos de los nuevos procesos contables de forma analítica y digital

Judit Peña | septiembre 19, 2022

El sector empresarial panameño continúa con el proceso imparable de digitalización y de igual forma se da para el registro de capitales, manejo de comprobantes y documentos tributarios y financieros de una empresa. Asimismo, las habilidades requeridas por los profesionales contables, la situación económica, la transformación digital del gobierno y desde luego las consecuencias de la pandemia, son factores claves que condicionan la reinvención de los servicios contables actualmente.


Con frecuencia, cuando se menciona la palabra contabilidad se piensa que es meramente la gestión financiera, pero en realidad, no hay un sólo tipo de contabilidad para manejar los negocios. Es más que eso, se trata de una herramienta que desglosa información sobre todo lo necesario que se debe conocer sobre la empresa, desde los inventarios, hasta el cálculo de los costos de todos los servicios, actividades y productos que se manejen.


“El nuevo sistema de contabilidad para las empresas es de gran beneficio, pues hay menos gastos y operaciones. Es más analítico con gráficas y datos científicos que ayudan a los empresarios a tomar decisiones acertadas de casos presentes y de aquellos que puedan darse a futuro,” comentó el Contador Carlos Ariel Julio de la Unidad Contable de Alianza Auditores.


Tomando esto en cuenta, se puede decir que la contabilidad desde el punto de vista analítico es decisiva para mejorar la productividad, rentabilidad y eficiencia dentro de los negocios, ya sean pequeños, medianos o grandes. Además de que se convierte en el instrumento operativo que toda compañía debe conocer, ya que indica la situación real, financieramente hablando.


“Estos elementos brindan la posibilidad de abarcar una mayor cantidad de operaciones de forma estable, gracias a que se agilizan los procesos y minimizan los riesgos. Por otro lado, se cumple con los desafíos que ofrece la contabilidad en el cumplimiento de normas administrativas, tributarias, fiscalización y errores u omisiones”, agrega el contable.


Adaptarse a la modernización financiera en general

En Alianza Auditores trabajan en conjunto tres unidades de negocio que pueden ayudar a las empresas a subir ese escalón definitivo hacia la modernidad a través de los servicios de Consultoría, Auditoría y Contabilidad. De hecho, los emprendedores o empresarios pueden integrar estas 3 soluciones para optimizar un servicio completamente digitalizado, automatizado e integral que pueda proporcionar mejoras generales y sustentables en los procesos empresariales.


Y esto se da, no sólo cuando un negocio está en marcha, Carlos Ariel Julio manifiesta que desde que una persona tiene una idea de negocio puede recibir asesoramiento sobre lo que va a necesitar para iniciar una empresa. Empezando por crearla legalmente, con aviso de operación o sociedad anónima y que desde el comienzo sea jurídicamente sana.


“El segundo paso cuando atendemos a nuestros clientes es revisar la contabilidad, verificar que todo está financieramente en orden y en cumplimiento con el fisco. Luego pasa a la unidad de auditoría y de ahí se le mantiene un seguimiento para el pago de impuestos anuales de acuerdo con las leyes tributarias”, manifiesta el experto.


Cabe resaltar que para poder hacer un seguimiento financiero se necesita tener información veraz y actualizada en todo momento, así como un software especializado que permita ordenar y analizar la gran cantidad de datos que manejan las empresas. De ahí que Alianza Auditores ofrezca inmediatez y efectividad a través de herramientas que aportan toda la información necesaria para el análisis en tiempo real y de forma dinámica.


Esto también ayuda a la empresa a recabar información financiera y no financiera, a clasificarla, ordenarla y presentarla para mejorar la toma de decisiones, el control, la planificación y la gestión en general. Aun así, son muchas las empresas que todavía no tienen un modelo establecido de contabilidad analítica y digital por considerar que los beneficios que aporta son menores que los gastos de recursos que supone.
Sin embargo, las organizaciones que deseen crecer deberán considerarla como un activo estratégico, cambiando de mentalidad financiera para adoptar la innovación tecnológica y desafiar la gobernanza tradicional renovando sus estructuras de dirección.