Corea ayuda a EEUU en el CMB


El triunfo por 2-1 de Corea del Sur frente a Japón en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol no sólo dejó feliz a los miles de sus seguidores que lo presenciaron, sino también al manejador del equipo de Estados Unidos, Buck Martinez, que fue el gran beneficiado.


Corea ayuda a  EEUU en el CMB

| marzo 16, 2006

ANAHEIM, California (EFE) — El triunfo por 2-1 de Corea del Sur frente a Japón en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol no sólo dejó feliz a los miles de sus seguidores que lo presenciaron, sino también al manejador del equipo de Estados Unidos, Buck Martinez, que fue el gran beneficiado.


Sin el triunfo de Corea del Sur, Estados Unidos hubiese quedado eliminado y ahora tiene en sus manos de nuevo la posibilidad de pasar a las semifinales del torneo, de ahí la gran tensión y nervios que le generó el partido a Martínez.


«Tengo que reconocer que no recuerdo haber visto en mi carrera profesional un partido de béisbol con tantos nervios», declaró Martinez nada más concluir el juego. «Además hemos presenciado un gran partido».


Martinez, que reconoció haber sentido un gran alivio con la victoria de Corea del Sur, dijo que ahora le tocaba a su equipo poner su parte con un triunfo claro y convincente ante México.


El legendario abridor Roger «El Cohete» Clemens (1-0), que brilló en su salida ante Surafrica en la primera ronda, tendrá la oportunidad de encaminar ante México (0-2) la victoria que Estados Unidos necesita (1-1), si quiere pasar a las semifinales.


«Obviamente, nos hemos quitado de encima una gran presión y ansiedad porque sabíamos lo que significaba el resultado final del partido de esta noche», subrayó Martinez. «Japón es un gran equipo de béisbol».


UN HONOR LLEGAR INVICTOS: KIM


Por parte, el mánager de Corea del Sur, In-Sik Kim, dijo que su equipo había logrado otro gran triunfo y era un honor el llegar a las semifinales sin conocer la derrota.


«No dejamos ninguna duda de que siempre que salimos al campo es para intentar ganar a nuestro rival», declaró Kim. «Nos sentimos felices por la victoria, sin importar lo que le pueda suceder al resto de los equipos».


Kim reconoció que ahora el gran reto para su equipo es estar más centrado que nunca de cara al partido de semifinales del próximo sábado, que disputaran el próximo sábado en el Petco Park de San Diego, con el segundo clasificado del Grupo 2.


«La lógica es que sea Estados Unidos, pero México tiene un gran equipo y puede ganarles», valoró Kim. «Aunque nuestra misión es prepararnos para ganar al rival que nos toque».


Kim recordó que se habían enfrentado tanto con Estados Unidos y México y a ambos los habían ganado por marcadores de 7-3 y 2-1, respectivamente.


SADAHARU OH NO ENTRA EN POLEMICA


Mientras, el manejador de Japón, Sadaharu Oh, admitió sentirse triste por la manera como perdieron el partido, pero dijo que había que felicitar a Corea del Sur por el gran juego que realizó.


«Los dos pudimos ganar el partido, pero fueron ellos los que al final hicieron más carreras que nosotros», comentó Oh. «No es el momento de las lamentaciones sino de felicitar a mis jugadores porque lo dieron todo en el campo».


Oh dijo que no tenía sentido entrar a valorar lo que sucedió con la polémica decisión del juez principal del partido que disputaron y perdieron por 4-3 contra Estados Unidos.


«Lo pasado no tiene sentido ni se puede cambiar, ahora debemos esperar al partido de mañana entre Estados Unidos y México y ver que es lo que sucede», agregó Oh.


Si Estados Unidos gana a México, lo hizo por 2-0 en la primera ronda, clasificará a las semifinales, pero si pierde y con una diferencia de tres carreras quedaría eliminado y pasaría Japón por la diferencia de anotaciones permitidas.


Japón permitió cuatro frente a Estados Unidos, perdió 3-4, y una ante México al que ganó por 6-1, lo que de dan un total de cinco carreras.


Mientras que Estados Unidos cedió tres ante Japón y de perder con una diferencia de tres ante México superarían las cinco del equipo nipón para quedar eliminado de acuerdo al sistema de desempate que se ha establecido para el primer torneo internacional en el que participan los profesionales de las Grandes Ligas.


Estados Unidos podría perder ante México con un marcador de 0-2 y quedar empatado en carreras permitidas con Japón, pero clasificaría también al haber ganado el partido entre ambos.


«Lo que está claro es que ahora nuestra obligación es demostrar que estamos listos para llegar a las semifinales jugando un gran béisbol que es el que esperan de nosotros todos los aficionados estadounidenses», señaló Martinez.