Cientos de panameños acuden a la llamada del Canal


Cualificados y no preparados, jóvenes y mayores, empleados o parados, alrededor de 400 trabajadores pasaron en apenas tres horas por las instalaciones de un popular restaurante panameño en el que desde hoy y durante dos días se ha abierto la bolsa de trabajo para las obras de ampliación del canal.


Noticia Radio Panamá | Cientos de panameños acuden a la llamada del Canal

| abril 9, 2010


(EFE).- Cientos de panameños comenzaron a acudir hoy a la llamada de las obras de ampliación del canal en busca de uno de los 7.000 puestos de trabajo que el Grupo Unidos, encargado de la ampliación de la vía interoceánica, necesitará para cumplir la tarea en los próximos tres años.

Cualificados y no preparados, jóvenes y mayores, empleados o parados, alrededor de 400 trabajadores pasaron en apenas tres horas por las instalaciones de un popular restaurante panameño en el que desde hoy y durante dos días se ha abierto la bolsa de trabajo para las obras de ampliación del canal.

A diferencia de comienzos de siglo, cuando la construcción de la faraónica obra hizo llegar a miles de personas de todo tipo de culturas y razas al país para dejar sentada la base multiétnica que caracteriza hoy a Panamá, en el siglo XXI la ampliación del canal está llamada a ser un gran motor laboral pero en el mercado interno.

"Estamos tratando de conseguir todo el personal que podamos panameño", indicó a Efe Velveth García, directora de Recursos Humanos del Grupo Unidos, consorcio que lidera la española Sacyr y que se adjudicó la obra de la construcción de un tercer juego de esclusas por 3.118 millones de dólares para el año 2014.

En colaboración con el Ministerio de Trabajo panameño, el consorcio busca en esta primera etapa profesionales para una decena de especialidades que abarcan desde albañiles a ingenieros civiles, pasando por electricistas o mecánicos.

En "este primer año se piensa contratar un volumen de 1.000 personas, que se tendrá para finales de año, y llegar a un máximo para 2012 o 2013" de 7.000 trabajadores, indicó García.

A los panameños la contratación les supone un buen sueldo, ya que el salario mínimo para un trabajador del canal es de 2,90 dólares la hora, frente a los 2,49 de la construcción; una capacitación y una experiencia que, además del hecho de participar en un acontecimiento histórico, es un "plus", según la responsable del Grupo Unidos.

"Eso de decir que estoy trabajando para el Canal y estoy haciendo algo en la historia es una de las principales motivaciones que he tenido en las personas que están ahora mismo trabajando" en el grupo, dijo.

"Queremos encontrar a la gente en Panamá, y estaríamos capacitando a jóvenes también", agregó, al explicar que durante el primer año la empresa ejecutora de las obras irá observando qué es lo que le hace falta para poder coordinar con las autoridades panameñas la formación de más personal.

El Ministerio de Trabajo apoya el uso de los recursos humanos nacionales en las obras y señala que "la contratación de extranjeros tiene un esquema controlado" y restringido a "posiciones específicas", como son los puestos de confianza.

"No es una posición hermética, pero queremos que se contrate al mayor número posible de panameños", indicó a Efe la directora regional de Trabajo para la Ampliación del Canal, Yeskelle Pedroza.

Pedroza destacó que la bolsa de trabajo se llevará por todo Panamá en las próximas semanas y permitirá conocer las capacidades en términos de recursos humanos de un país con un sector de la construcción que ya demanda una gran cantidad de personal.

Para Hiram Argüelles, un conductor de maquinaria pesada, esta es una oportunidad pintada para poder cumplir su gran aspiración de trabajar para el canal.

"Hace diez años intenté entrar como conductor de vehículos pero había más de 15.000 personas aspirando a cinco plazas y parece que de ellas 14.900 más capaces que yo", dijo Argüelles, de 38 años, al explicar que su padre ingresó a trabajar al canal como electricista en 1997 tras haberlo intentado por primera vez en 1971.

"Trabajar en el canal es lo mejor, es trabajar en Panamá con un salario de Estados Unidos", dijo el operario, y señaló que mientras un electricista cobra normalmente unos 600 dólares, su padre se jubiló con 1.900 dólares mensuales.

Otros como René Rodríguez, promotor de tarjetas de crédito con formación de soldador, ven la oportunidad de "encontrar un empleo mejor remunerado" y consideran que aunque "es un trabajo de unos años", se pueden "hacer contactos para conseguir otros empleos y referencias".

Con un salario de 400 dólares mensuales, Rodríguez asegura que es consciente de la "transcendencia histórica" de las obras, pero asegura que sería mayor la transcendencia que tendría en su vida lograr ese empleo.

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00