Casa Blanca asegura que no ha negociado con terroristas


La Casa Blanca aseguró hoy que «no negocia» con terroristas, en respuesta a la supuesta grabación del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en la que amenaza con más atentados en EEUU pero ofrece una tregua.


Casa Blanca asegura que no ha negociado con terroristas

| enero 19, 2006

La Casa Blanca aseguró hoy que «no negocia» con terroristas, en respuesta a la supuesta grabación del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en la que amenaza con más atentados en EEUU pero ofrece una tregua.


«Los líderes de Al Qaeda están en fuga, pero nosotros no vamos a ceder, les seguiremos atacando y acabaremos venciendo», dijo en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan.


Los servicios de inteligencia examinan la grabación emitida por la cadena de televisión vía satélite en árabe Al Yazira para determinar su autenticidad, aunque por el momento, según McClellan, «no hay nada de lo que informar».


El portavoz aseguró que Bin Laden y el resto de los dirigentes de Al Qaeda se encuentran «bajo una enorme presión».


«Recuerden cuando lanzó un llamamiento a los iraquíes para que no votaran en las elecciones y qué fue lo que acabó pasando», señaló en referencia a que ocho millones de ciudadanos acudieron a las urnas.


Pese a que McClellan insistió en la supuesta situación de debilidad de Bin Laden, reconoció que los terroristas pueden volver a golpear en Estados Unidos y dijo que ha habido «suerte» de que no haya ocurrido.


Por ello, aseguró, «debemos hacer todo cuanto esté en nuestra mano» y «debemos actuar en todos los campos para imponernos», subrayó el portavoz.


«Estamos ganando y apoyando la democracia y la paz en Oriente Medio», agregó McClellan, en la primera reacción del Gobierno estadounidense a la cinta.


De acuerdo con la grabación emitida por Al Yazira, Bin Laden anunció al pueblo estadounidense que va a ver en su «propia casa» las operaciones terroristas que, según él, «están en preparación» y que serían similares a «las explosiones cometidas en las importantes capitales europeas de la alianza (de fuerzas en Irak) agresora».


Pese a la amenaza, el prófugo saudí abrió la puerta a no perpetrar los atentados en EEUU ya que no tiene «impedimento en cumplir una tregua de largo plazo con requisitos justos».


Según Bin Laden, un alto el fuego «beneficiaría a ambas partes con seguridad y estabilidad y serviría para reconstruir Irak y Afganistán, que han sido destruidos por la guerra».