Barcelona de España; ¡El Nuevo Rey de Europa!


Por segunda vez en su historia, Barcelona se coronó campeón de la UEFA Champions League después de dar vuelta el partido y vencer 2-1 al Arsenal en la final de París.


Barcelona de España; ¡El Nuevo Rey de Europa!

| mayo 17, 2006

El Barcelona ya tiene su segunda Copa de Europa tras ganar la final de París al Arsenal 2-1. Eto’o y Belleti dieron la vuelta al marcador. El Arsenal, que jugó con diez desde el minuto 17 por expulsión del portero Lehmann, se había adelantado gracias a Campbell.


Por fútbol, el Barcelona merecía el título, pero el Arsenal se agazapó después de haberse adelantado en el marcador en una final atípica. Los catalanes se superaron a sí mismos y dieron la vuelta al partido en cuatro minutos, del 77 al 81.


Samuel Eto’o equilibró el partido después de una gran acción colectiva entre Iniesta y Larsson y nuevamente el sueco fue decisivo cuando dio un gran pase a Belletti, otro suplente, en el minuto 81.


Rijkaard tuvo la habilidad de cambiar el ritmo del partido, porque en contra de lo que es costumbre, el técnico holandés pensó demasiado en el rival para confeccionar su alineación.


Dejó en el banquillo de salida a Andrés Iniesta y puso en juego al holandés Mark van Bommel, un jugador nada habitual, tenía que ofrecer contención, pero el equipo azulgrana perdió creación, algo fundamental en el libro de estilo de los catalanes.


Los barcelonistas salieron temerosos y más después de que, en las dos primeras acciones de Thierry Henry, el francés pudo marcar. En su primera aparición, ganó la acción a Márquez y sólo la gran acción de Víctor Valdés impidió el tanto del Arsenal.


En cuatro minutos, Henry ya había rematado dos veces. La segunda vez, nuevamente Valdés estuvo inmenso en una gran actuación. Al Barca se le veía muy tenso, perdía el balón continuamente, no construía ni existía conexión entre las líneas.


El Arsenal se queda con diez


Poco a poco, los azulgranas se recompusieron. Ronaldinho disparó fuera en un lanzamiento de falta (m.12) en la primera aproximación y Deco, en el 17, puso a prueba a Jens Lehmann. La jugada clave se produjo un minuto después, cuando el árbitro noruego Terje Hauge expulsó al meta alemán por un derribo a Eto’o, pero no dio la ley de la ventaja en una jugada que finalizó en gol de Giuly.