Alonso le ganó el duelo personal a Schumacher en la prueba del GP de Europa


El piloto español Fernando Alonso (Renault) buscará el sábado su primera ‘pole position’ de la temporada en la que defiende su título de campeón del mundo, una situación que este año no ha podido vivir y que pretende conseguir en el Nürburgring alemán, escenario del Gran Premio de Europa.


Alonso le ganó el duelo personal a Schumacher en la prueba del GP de Europa

| mayo 5, 2006

El piloto español Fernando Alonso (Renault) buscará el sábado su primera ‘pole position’ de la temporada en la que defiende su título de campeón del mundo, una situación que este año no ha podido vivir y que pretende conseguir en el Nürburgring alemán, escenario del Gran Premio de Europa.


Pese a haber logrado hasta la fecha dos triunfos y dos segundos puestos en las cuatro primeras citas del año, Alonso quiere comenzar por fin un gran premio desde el frente de la formación de salida, para evitarse problemas en la arrancada y ahorrarse complicadas remontadas.


Hasta ahora el equipo Renault ha tendido a cargar el monoplaza de Alonso con más combustible que la competencia, lo que le ha impedido cerrar los sábados con la ‘pole position’ en el bolsillo y la tranquilidad que otorga encabezar el pelotón al afrontar la primera curva.


El primero giro de Nürburgring es especialmente problemático, ya que se trata de una curva a derechas muy cerrada y que precede a otras tres no menos dificultosas.


El jueves el asturiano ya anunció que la intención de la escudería es comenzar con menos combustible de lo habitual para permitirle hacer una mejor clasificatoria, aunque ello suponga adelantar el primer repostaje en la carrera. Espera sacar ventaja de hacer la clasificatoria más ligero.


En Bahrein remontó desde la cuarta plaza para ganar la carrera, en Malasia acabó segundo tras arrancar octavo, el Australia empezó tercero y acabó primero y en Imola acabó por detrás de Schumacher tras comenzar desde el quinto puesto de la parrilla.


En la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Europa, Fernando Alonso, pese a que estas pruebas apenas son significativas, fue mejor que Michael Schumacher, que en el circuito de Nürburg pretende demostrar, ante su público, que la victoria que obtuvo hace dos semanas en el Gran Premio de San Marino no fue una casualidad.


Como es habitual en él, Alonso se limitó por la mañana a tomar contacto con la pista, pero en sus dos únicas vueltas no marcó tiempo alguno. Quien sí lo hizo fue Michael Schumacher, que fue el mejor entre los pilotos titulares.


El dominador de ambas tandas fue el austríaco Alex Wurz, piloto de pruebas del equipo Williams-Cosworth. Por su condición de piloto de los viernes, tiene la posibilidad de exprimir más su monoplaza, además de contar con más posibilidades de utilización de juegos de neumáticos.


Así, Fernando Alonso quiere obtener mañana la décima ‘pole’ de su carrera en la Fórmula Uno y comenzar con más tranquilidad un gran premio, que en Alemania es el septuagésimo quinto de su vida. Para ello pretende que la estrategia de su equipo sea diferente y le permita presentar batalla a sus rivales el sábado.


Los que han pasado inadvertidos en la primera jornada de pruebas libres han sido los dos pilotos de la escudería, el finlandés Kimi Raikkonen y el colombiano Juan Pablo Montoya, que al volante de sendas evoluciones del MP4/21, no estuvieron nunca en la parte alta de las clasificaciones de los viernes.


El sábado se disputan la tercera y última sesión de pruebas libres, que da paso a la sesión de clasificación, en la que se distribuirán los puestos en la formación de la carrera del domingo, sobre 60 vueltas (308,863 kilómetros) al circuito de Nürburg.