Afectados por envenenamiento masivo protestan frente a la Corte Suprema


Unos cien familiares de víctimas y de afectados por el consumo de medicinas envenenadas protestaron el martes frente a la Corte Suprema de Justicia al considerar que ese poder estatal demora en emitir un pronunciamiento sobre el caso.


Noticia Radio Panamá | Afectados por envenenamiento masivo protestan frente a la Corte Suprema

| marzo 31, 2009


Unos cien familiares de víctimas y de afectados por el consumo de medicinas envenenadas protestaron el martes frente a la Corte Suprema de Justicia al considerar que ese poder estatal demora en emitir un pronunciamiento sobre el caso.

Los manifestantes reclaman un castigo a los responsables del envenenamiento y que se puedan concluir las investigaciones para que los afectados sean indemnizados económicamente.

"Hay falta de voluntad y de disponibilidad" por parte de las autoridades encargadas, se quejó Gabriel Pascual, dirigente del Comité de Familiares de víctimas por el Derecho a la Salud y la Vida.

El grupo lo forman familiares de fallecidos y personas que quedaron sufriendo las secuelas por el consumo de jarabes para la tos y otros fármacos contaminados con el químico dietilenglycol preparados por la Caja de Seguro Social.

Los manifestantes llevaron dos cajas negras que simulaban ataúdes y las colocaron en las escalinatas del edificio de la Corte.

"Ya son ocho meses que los expedientes de la investigación relacionada al dietilenglycol duerme en la Corte", decía una de las pancartas.

La magistrada Esmeralda de Troitiño, presidenta de la sala penal en donde se analiza el expediente, explicó el martes que se ha cumplido con una serie de trámites luego que uno de los magistrados asignados al caso se declarara impedido, lo cual llevó a que se diera su reemplazo.

"El administrador de justicia tiene que cumplir con trámites porque de no hacerlo… se pudiera hasta decretar la nulidad de lo actuado", enfatizó Troitiño.

La investigación se inició en octubre de 2006 cuando comenzaron a registrarse misteriosas muertes de ancianos por problemas renales y neurológicos, las cuales posteriormente se determinó fueron ocasionadas porque cuatro fármacos elaborados por la Caja de Seguro Social.

El Ministerio Público admitió unas 800 denuncias de personas cuyos familiares fallecieron y de otros que quedaron con secuelas por el envenenamiento con fármacos. Un informe del Instituto de Medicina Legal a comienzos del 2008 identificó 175 casos positivos, que incluyeron a 116 muertos y 59 sobrevivientes.

Pero el Comité asegura que son más de 1.000 las víctimas, entre ellas poco más de 400 fallecidos.

 

album-art

Sorry, no results.
Please try another keyword
00:00